Crowdfunding para activar la ciencia

“Sin ciencia, no hay futuro”. Este es el grito unánime con el que la comunidad científica se alza para protestar contra los recortes a los que se ha visto sometido el sector desde que comenzara la crisis. Según un estudio del Área Europea de Investigación, España ocupa el puesto 22 de los 28 estados miembros en gasto público en investigación. En los laboratorios, estas cifras se traducen en una reducción del 36% de los recursos destinados a ciencia en los últimos cinco años, según el colectivo Ciencia para el pueblo.

En este escenario en el que la necesidad agudiza el ingenio, nuevas iniciativas surgen para dar un pequeño impulso a las investigaciones desde la colaboración y el mecenazgo. Precipita es la primera plataforma pública en España de financiación colectiva para proyectos científicos lanzada recientemente por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, FECYT.

“Existen precedentes, sobre todo en Estados Unidos, donde el crowdfunding se ha convertido en un auténtico fenómeno gracias a plataformas como KickstarterRockethub que tienen áreas específicas para proyectos científicos y tecnológicos”, dicen a eldiario.es desde FECYT. La web que cuenta con el apoyo de Bill Gates, Experiment, es una de las más populares y específicas y lo resumen de forma directa en un eslogan que dice: “Help fund the next Scientific Research” (“Ayuda a financiar la próxima investigación científica”).

Precipita persigue alcanzar el mismo propósito que sus referentes norteamericanos, aunque la diferencia fundamental con estos proyectos, como explican desde la Fundación, es que “las investigaciones que aparecen en Precipita han pasado por una convocatoria pública y por tanto, algunas ya cuentan con financiación”.

La plataforma se lanzó oficialmente el 9 de octubre y a partir de ese momento cada proyecto cuenta con 90 días para alcanzar el objetivo mínimo que cada investigación haya fijado. Se trata de una iniciativa que parte también del Ministerio de Economía y Competitividad, a pesar de ser consecuencia directa de los recortes en ciencia y de la poca inversión que el Gobierno hace en I+D+i.

“Precipita no puede suplir la financiación pública. Primero, porque el máximo que se puede pedir por proyecto son 25.000 euros y cualquier científico te dirá que con esa cantidad no se financia un proyecto de investigación -aclara el FECYT-, el dinero solicitado se destinaría a hacer pruebas o tests adicionales; a comprar material extra o a la contratación de una persona que pueda realizar experimentos complementarios”.

La plataforma Precipita ya cuenta con 12 proyectos, 9 de investigación y 3 de divulgación, que tratan desde el tratamiento de una enfermedad ultra rara denomindada Síndrome Hemolítico Urémico Atípico, la búsqueda del gen responsable del síndrome Opitz C o acercar la ciencia de manera divertida a los niños y niñas que están hospitalizados. 

“Cada vez que recibimos una donación de 400 euros nos emocionamos”

El proyecto del equipo liderado por Francisca Mulero investiga el glioblastoma multiforme (GBM) es decir, el cáncer cerebral más frecuente y también el más agresivo. Como explican en la web, los métodos de diagnóstico que hay actualmente son imprecisos y hasta pueden resultar perjudiciales para el paciente, por eso es necesario un nuevo método de diagnóstico.

“Llevamos alrededor de un año con este proyecto concreto pero no podemos avanzar con los recursos que tenemos actualmente”, dice a este diario la investigadora. El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y el CIEMAT, donde se desarrolla la investigación, y ambas dependientes del Ministerio, son las que más han sufrido los recortes. “Cada vez hay menos ayudas y cada vez aparecen más distanciadas en el tiempo”, denuncia Mulero. Por eso, Precipita se abre como un nuevo sendero por el que transitar.

“Cada vez que recibimos una donación de 400 euros nos emocionamos. Sientes que la gente cree en el proyecto y motiva muchísimo. Aunque los “Me gusta” no curan el cáncer, estimulan y animan a trabajar más duro”.

 

“Nuestra labor en España está muy poco valorada”

África Holguín, con más de veinte años en la investigación, sabe que a pesar de que en España hay muchos grupos de investigación excelentes en muchas áreas de la ciencia, conseguir financiación pública para proyectos y para becas o contratos nunca ha sido fácil. “Por ahora he tenido suerte y llevo más de 12 años con financiación pública solapante, sobre todo por parte del Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS). Sin embargo, la financiación pública en el campo de la infección por VIH/SIDA en países menos favorecidos es casi inexistente”, dice a eldiario.es.

Su investigación se centra en un método de detección precoz del VIH en niños menores de 18 meses. “Pienso que aquí nuestra labor está muy poco valorada. Lo que nos salva es que los investigadores españoles, además de tener una muy buena formación, somos un colectivo vocacional, perseverante y luchador”.

Para Holguín, Precipita es una buena iniciativa, pero, dice, aún en España no existe la cultura de que la ciencia se pueda financiar con aportaciones particulares. “Creo que lo que daría un buen empujón al crowdfunding sería donaciones grandes por parte de empresas que quisieran hacer de mecenas para nuestro proyecto”.

“Llevo muchos años en ciencia y he vivido muchas situaciones”

Luis Miguel García Segura y su equipo trabajan arduamente para reducir los daños que ocasionan las lesiones traumáticas cerebrales derivadas de accidentes de tráfico o laborales y se formulan cuestiones como ¿hay diferencias en la reacción ante un golpe entre el cerebro masculino y el femenino?

“En nuestro caso, los recortes en gasto público de los últimos años nos han afectado principalmente por la disminución en el presupuesto de nuestro centro, lo que ha repercutido en la contratación de personal y en la inversión en equipamiento científico”, explica García Segura. “Llevo muchos años en ciencia he vivido muchas situaciones. Puede que el crowdfunding no sea el mecanismo para financiar regularmente un laboratorio de investigación, pero puede tener un papel fundamental en el inicio de nuevas líneas de investigación”.

 

“La mejor inversión para remontar una crisis”

Crear un videojuego para la estimulación cognitiva de las personas con discapacidad intelectual es el objetivo que persigue el equipo de investigación de la neuróloga Mara Dierssen. Para ellos, es clave aportarles herramientas para que estimulen estas habilidades.

Este tipo de proyectos, en términos de presupuesto son costosos, y saben que el difícil contar ahora mismo con la financiación pública. “Hemos estado dos años completos sin financiación estatal, -dice al eldiario.es la neuróloga-, por suerte muchos de nosotros contamos con financiación europea”.

Su esperanza ahora reside en conseguir un impulso a través de la plataforma Precipita. “Si funcionaran como en EEUU, sí que podría ser una salida. Tal como es España, no hay tradición y el sistema fiscal no favorece las donaciones”, concluye Mara Dierssen. “Pero tengo una gran confianza en saber que los españoles consideran que la ciencia es la mejor inversión para remontar una crisis y crear un modelo de sociedad basado en crear valor y no depender de lo que viene de fuera”.

Go to Source

By |octubre 21st, 2014|internet, technology, web|0 Comments

15 Ejemplos del Camuflaje de los Búhos

15 Ejemplos del Camuflaje de los Búhos
Los búhos son aves fascinantes y hermosas que rara vez se llegan a ver de cerca y personalmente. Salen de noche a fin de evitar la competencia por las presas con otras aves de gran tamaño. Sólo esto ya dice mucho sobre la personalidad de los búhos.Cuando los búhos cazan, utilizan sus silenciosas alas y la oscuridad de la noche, para capturar a sus presas. Durante el día, sin embargo, usan un camuflaje tremendamente exitoso, que les ayuda a mantenerse ocultos de los depredadores diurnos.Es asombroso lo bien que las plumas de estos búhos les ayudan a mezclarse con su entorno, pero eso no es todo lo que hacen. Los búhos puede hincharse o encogerse tanto como sea necesario para coincidir con los diferentes elementos de su medio ambiente y evitar la detección.

Go to Source

By |octubre 20th, 2014|ciencia, digital art, illustration, ilustracion, street art|0 Comments

Desigualdad y sexismo en el epicentro de la industria tecnológica

Hace unos días tuvo lugar en Arizona, Estados Unidos, la Grace Hopper Celebration of Women in Computing, una conferencia anual que se celebra desde 1994 –en honor a la pionera Grace Hopper, y fundada por Anita Borg–, que reúne a ponentes muy relevantes del mundo de la tecnología. Su audiencia es en su mayoría femenina. El propósito de la conferencia es atraer a todas las mujeres programadoras, ingenieras informáticas, investigadoras, estudiantes, acercarles a la vanguardia de la informática y de alguna manera darles confianza.

En este lugar estuvo el director ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, cuyo polémico discurso paradójicamente trascendió el evento, cuando era uno de los pocos ponentes masculinos. Nadella, entrevistado por Maria Klawe, presidenta del Harvey Mudd College,  aconsejaba a las mujeres que no pidan un aumento y que confíen en el buen karma y en el sistema que, a la larga, las pondría en el lugar que se merecen.

Teniendo en cuenta que la compañía en la que trabaja, Microsoft, solo tiene un 17,1% de trabajadoras y que éstas de media (en EEUU, según datos de la Asociación Americana de Mujeres Universitarias) cobran el 78% de lo que cobran sus compañeros hombres, el consejo no sentó muy bien.

María Klawe, ante una audiencia claramente incómoda por la palabras de Nadella, afirmó que ella no había negociado un salario mayor cuando fue contratada como decana de la universidad de Princeton ni tampoco en el Harvey Mudd, y en ambos casos creía estar peor pagada que sus homólogos de otras instituciones. “Aseguraros de cuál es el salario razonable cuando os ofrezcan un empleo, no seáis tan estúpidas como lo fui yo”, exhortaba a la concurrencia.

El malestar e indignación por la llamada de Nadella al inmovilismo ante la desigualdad salarial ya se había propagado por redes sociales y medios de comunicación. El ejecutivo intentó retractarse de lo dicho a través de su cuenta de Twitter: “Nuestra industria debe cerrar la brecha salarial de género para que no sea necesario un aumento de sueldo con el que remediar una injusticia”. Palabras que llegaban tarde y lo único que hacían era seguir echando sal a una herida todavía abierta.

 

Was inarticulate re how women should ask for raise. Our industry must close gender pay gap so a raise is not needed because of a bias #GHC14

— Satya Nadella (@satyanadella) octubre 9, 2014

 

La industria tecnológica: un mundo de hombres blancos

Microsoft no es la única compañía que arroja datos de desigualdad. En los últimos meses, otras grandes empresas tecnológicas hacían un ejercicio de transparencia y publicaban los datos de su personal revelando que no solo el género femenino sale mal parado sino que la raza es un factor que parece influir a la hora de la contratación.

Apple afirmó en su web que sólo el 30% de sus 98.000 empleados son mujeres. El número se reduce al 28% cuando se trata de puestos de liderazgo pero es, en realidad, un porcentaje más alto que en otras compañías tecnológicas. En cuanto a la raza y la etnia, Apple revelaba que en tecnología específica los números favorecen a los blancos y los asiáticos, con el 54% y 23% respectivamente, mientras que los latinos constituyen un 7% y los negros un 6%.

El consejero delegado, Tim Cook, se comprometió con 100 millones de dólares en equipos informáticos conectados a una iniciativa del presidente Barack Obama para llevar la tecnología de última generación a las escuelas desfavorecidas.

Por su parte, Twitter, también dominada por hombres de raza blanca, hacía propósito de enmienda y admitía en su blog: “Somos plenamente conscientes de que Twitter es parte de una industria que se caracteriza por desequilibrios dramáticos en la diversidad y nosotros no somos la excepción”.

Según sus propios datos, con un 30% de mujeres trabajadoras frente al 70% de hombres el porcentaje cae estrepitosamente cuando se trata de trabajos específicamente técnicos con un 10% frente al 90% de hombres. En cuestión de raza el predominio blanco se impone, seguidos de los asiáticos, lo que deja a afroamericanos y latinos con cifras del 1% y 2% respectivamente.

 

 

Yahoo es de las pocas compañías tecnológicas que están lideradas por una mujer, Marissa Mayer, pero sus índices de igualdad tampoco mejoran con respecto a sus vecinas de sector. Según The New York Times, más del 50% son hombres blancos y el índice aumenta cuanto mayor sea el puesto de responsabilidad y liderazgo. En cuanto a Google, el 30% de los 46.170 empleados en todo el mundo son mujeres y solo el 17% de sus empleados técnicos son mujeres.

Las compañías tecnológicas a menudo se defienden aduciendo que solo pueden contratar a las personas que buscan trabajo, y estos, dicen, tienden a ser hombres blancos y asiáticos. Sólo el 18,5% de los estudiantes de secundaria que hicieron el examen de colocación en ciencias de la computación en un año fueron chicas. Lo mismo ocurre con los estudiantes negros y latinos.

Esto sería -como hacían hincapié las ponentes en la Grace Hopper Celebration- un problema de educación que comienza ya en la infancia, cuando las niñas se suelen ver desalentadas por los progenitores y maestros a la hora de interesarse por actividades técnicas.

A la luz de los datos, María Klawe, que además es miembro del consejo de dirección de Microsoft desde 2009, se dirigía a esa audiencia perpleja por las palabras de Satya Nadella y terminaba aconsejando: “Si no estáis conformes con vuestro salario, no os calléis, pedid un aumento”.

Go to Source

By |octubre 17th, 2014|internet, technology, web|0 Comments

La brecha digital española se nota en la política y nos hace más desiguales

La forma en la que nos comunicamos e informamos ha cambiado definitivamente a causa del uso generalizado de internet y este cambio repercute en todas las esferas públicas incluida la política. Nuevas iniciativas democráticas se basan en la participación política a través de plataformas digitales. Pero para ello hay que saber ‘leer’.

El analfabetismo digital y la brecha digital (la diferencia de conocimientos sobre tecnologías de la información entre ciudadanos) suponen un escollo más para lograr una igualdad política y social. Desde que se popularizó el uso de las nuevas tecnologías en 2000, según el CIS, ha habido un crecimiento notable pasando de apenas una quinta parte de la población que había accedido a internet en alguna ocasión, a un 70% de la población adulta que lo hace de manera habitual.

Pero no todo el mundo accede a internet o lo hace de la misma forma. Mientras que algunas personas son capaces de navegar por la red y acceder a aplicaciones y servicios de todo tipo, otras se limitan a algunas tareas básicas como el acceso a información o la comunicación por correo electrónico. “Cuando se trata de convertir estas herramientas en recursos útiles para la acción política, estas diferencias en cuanto a la habilidad para moverse en internet se transforman en un factor de desigualdad política”, afirma Marta Cartijoch, profesora de Ciencia Política en la Universidad de Manchester y autora del estudio La desigualdad digital, ¿una nueva fuente de desigualdad política? realizado para la Fundación Alternativas.

 

Según el estudio de la Fundación Alternativas, que se basa en datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y que podéis consultar completo abajo, las personas de mayor edad y los que tienen un nivel de estudios más bajo son los grupos que presentan, de forma sistemática, niveles de acceso a las TIC más bajos. “Esto es así de forma generalizada en la mayoría de países desarrollados, no sólo en España. Aunque la brecha digital se ha reducido a lo largo de los últimos años, estos grupos siguen siendo los más desfavorecidos”, explica la autora al eldiario.es.

Existen múltiples factores individuales o contextuales que determinan no solo la existencia de esta brecha sino también su reducción paulatina en los últimos años, como la formación y el propio interés o la presencia de ordenadores en las escuelas y en espacios públicos, la existencia de políticas públicas de promoción y acceso a las TIC, etc.

Del estudio se desprende que a mayor nivel de habilidades digitales, mayor es la proporción de usuarios de internet que declaran haber realizado diversas actividades políticas en internet, como acceder a información de actualidad o firmar una petición.

“Eso no significa que las redes sociales promuevan por sí solas más participación política entre quienes las usan. Sin embargo, es cierto que las redes sociales pueden facilitar ciertas tareas y reducir dificultades: enviar un mensaje a un político a través de Twitter o Facebook es más fácil que enviarle una carta”, ejemplifica Cantijoch. “También hemos observado en investigaciones recientes que nuevos perfiles tradicionalmente menos activos están hoy en día firmando peticiones por internet, intercambiando información o expresando opiniones políticas en redes sociales”.

Este tipo de actividad, según el estudio, ha ganado popularidad en los últimos años (2007-2013) y supone un buen ejemplo de la capacidad del medio para abrir nuevas ventanas de oportunidad para la acción política. Sin embargo, advierte Catinjoch, cabe destacar que un nivel más elevado de habilidades digitales no se corresponde con mayores niveles de participación electoral. “El acceso a más información o discusiones sobre el tema en internet no aporta necesariamente un valor añadido de tal magnitud que transforme la decisión de los electores de ir a votar”.

Para que la ciudadanía asuma un rol activo de participación en red lo básico y lo esencial es que todo el mundo tenga el mismo acceso y las mismas habilidades en el entorno digital. “Si se puede acortar la brecha digital ello sin duda reduciría la desigualdad social, pero -insiste la investigadora- una vez en internet hacen falta habilidades para aprovechar los recursos que el nuevo medio nos ofrece en igualdad de condiciones”.

No es cuestión de género

Según el estudio de Fundación Alternativas, el análisis de los perfiles de aquellas personas que participan en actividades políticas en internet, como la firma de peticiones o contactar con políticos, etc. muestran que no existen diferencias significativas entre hombres y mujeres en España ni en otros países de nuestro entorno.

“Algunas investigaciones han sugerido que los hombres son más proclives a intervenir en discusiones sobre política por internet en foros de opinión o comentando noticias de actualidad en las webs de periódicos. Y en cambio las mujeres serían más activas que los hombres en comentar la actualidad política en formatos menos abiertos y usarían por ejemplo Facebook”, nos dice Marta Cantijoch. “Pero por lo general, estas conclusiones demostrarían una vez más que las personas emplean los medios con los que se sienten más cómodas para llevar a cabo actividades de carácter político que han sido motivadas e inspiradas por otros factores”.

La autora concluye el estudio con una visión optimista de lo que supone esta reducción de la brecha digital en la última década: “Grupos tradicionalmente desfavorecidos –las mujeres, las personas de edad más avanzada y los grupos de estatus socio-económico menos favorecidos- están accediendo gracias a las nuevas tecnologías a nuevos recursos políticos que unas décadas atrás simplemente no estaban disponibles”.  

Go to Source

By |octubre 12th, 2014|internet, technology, web|0 Comments

Quién es Elizabeth Holmes, la empresaria que está cambiando la forma de hacer análisis de sangre

El primer germen de la idea se le ocurrió a Elizabeth Holmes en 2003 cuando con 19 años, siendo aún estudiante de ingeniería química, pasó un semestre en los laboratorios del Instituto del Genoma de Singapur, donde trabajó en la investigación y desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico del virus de la neumonía atípica. Su experiencia le llevó a la conclusión de que las pruebas de sangre realizadas en el laboratorio se podrían realizar de un modo mucho más efectivo y rápido.

Y aquí es donde se pone en marcha la maquinaria típica del sueño americano. La firme consecución de un objetivo hizo que esa idea remota de una chica de 19 años la convirtiera once años después en una de las pocas mujeres –solo hay dos más en una lista de 400– en entrar en el ranking Forbes de personas más ricas de EE. UU.

Para perseguir ese sueño, Elizabeth Holmes tenía claro qué debía hacer. Abandonó sus estudios estando en segundo curso de la Universidad de Stanford y con el dinero que tenía ahorrado se encerró en un garaje de una vivienda en Palo Alto, California, al más puro estilo Steve Jobs. Allí sentó las bases de la que es hoy la empresa de biociencias Theranos en la que desarrolló una tecnología pionera en extracción y análisis de sangre.

En primer lugar, se aumenta el flujo sanguíneo hacia la mano y luego se extraen unas pocas gotas de sangre de los vasos capilares. La sangre llega a un tubo en un cartucho que Holmes denomina “nanotenedor“, que guarda microlitros de una muestra, el equivalente a una gota de lluvia. Solo con una pequeña muestra se puede “realizar cualquier combinación de pruebas, incluyendo pruebas de seguimiento” al mismo tiempo y rápidamente.

La tecnología desarrollada por Theranos elimina las agujas, el dolor, reduce al máximo las cantidades de sangre que se tienen que extraer para hacer diferentes pruebas y elimina la necesidad de hacer múltiples viajes al laboratorio. Como explicaba Holmes en una entrevista para Forbes, los médicos y pacientes recibirán los resultados en “un mínimo de dos horas” y pueden incluso obtener a través del correo electrónico su análisis detallado, con marcadores metabólicos e inmunológicos, conteo de células, etc. antes de que concluya su visita al doctor, aunque siempre dependiendo de la recomendación del médico.

“En Silicon Valley estamos en el corazón del mundo de la tecnología de consumo y lo que creemos que estamos creando es la primera empresa tecnológica de salud orientada al consumidor. Los pacientes sienten el poder de acceder a su propia información de salud y de poseer sus propios datos”, declaraba Holmes.

Ubicada la empresa actualmente en las antiguas oficinas de Facebook en Silicon Valley, los comienzos fueron lentos pero decididos. “Sabía que tendría que llamar a las puertas de más de 200 personas, con la ilusión de que al menos una estuviese interesada”, decía la emprendedora. Theranos logró el apoyo de varios inversores privados y de la compañía Draper Fisher Juvetson (inversor de Tesla y SpaceX). Cuenta además, como miembros del consejo con estadistas como Henry Kissinger y el ex secretario de Estado de Estados Unidos, George Schultz, quien afirmaba que Holmes podría ser “la próxima Steve Jobs o Bill Gates”.

Los último datos revelan que el 27% de pacientes en Estados Unidos se realizan las analíticas a través de Theranos y el laboratorio ya tiene un contrato con una red de farmacias estadounidenses, Wallgreen, donde pretende instalar terminales de análisis de sangre. Theranos ha recaudado, según datos de Forbes, 400 millones de dólares de capital de riesgo, valorando la compañía en 9 mil millones de dólares, y el 50% de las acciones de Elizabeth Holmes en 4,5 mil millones de dólares.

 

Go to Source

By |octubre 7th, 2014|internet, technology, web|0 Comments

Kuroshio Sea

Kuroshio Sea
Kuroshio Sea, el segundo mayor acuario del mundo. El acuario fue diseñado por Yukifusa Kokuba y fue inaugurado el 1 de noviembre de 2002. {youtube}2tqM5zookso{/youtube} “Churaumi” fue seleccionado como nombre del acuario por votación pública entre el pueblo japonés. “Chura” significa “hermoso” o “gracioso” en el dialecto japonés de Okinawa, y “umi” significa “océano” en japonés. El acuario es parte del Ocean Expo Park, localizado en Motobu, Okinawa. El acuario se compone de cuatro plantas, con tanques que contienen criaturas marinas abisales, tiburones, corales y peces tropicales. El acuarium ocupa 19.000 m² de terreno, con un total de 77 tanques que contienen 10.000 m³ de agua. El agua para las exhibiciones de agua salada es bombeada al acuario desde 350 metros mar adentro, las 24 horas del día. El tanque principal, llamado “Mar de de Kuroshio”, tiene 35 metros de largo, 27 metros de ancho y 10 metros de profundidad. Contiene 7.500 metros cúbicos de agua y cuenta con un panel de vidrio acrílico que mide 8,2 por 22,5 metros, con un grosor de 60 centímetros, el panel más grande del mundo cuando se abrió el acuarium. Los tiburones ballena y las manta rayas, conviven junto a muchas otras especies de peces en el tanque principal. El primer nacimiento de una manta raya en el acuario fue en 2007, en julio de 2010, había un total de cuatro mantarrayas nacidas en el acuario. El acuarium contiene 80 especies de coral. Es uno de los pocos que mantiene tiburones ballena en cautividad, y actualmente está tratando de criarlos.

Go to Source

By |octubre 3rd, 2014|ciencia, digital art, illustration, ilustracion, street art|0 Comments