Why Bomb? or The Great Bussines of War

Why Bomb? or The Great Bussines of War – This work remember us a parallel history to World War II, the Atomic Race, the birth of American Military-Industrial Complex, all this finally registered as the triumph of the allies against the axis of Japan, Germany and Italy ending with the bombs of Hiroshima and Nagasaki.

http://multiplode6.com/test/wBomb/wBomb.html

Tus conversaciones en Facebook serán más privadas que nunca

Facebook anunció la implementación en su Messenger de Signal Protocol, una de las tecnologías más seguras e innovadoras para el envío de mensajes entre personas. Gracias a esto, Facebook Messenger se une a WhatsApp y, próximamente, Google Allo, en los esfuerzos por proteger la privacidad de los usuarios contra hackers maliciosos y gobiernos.

La compañía hizo públicas algunas imágenes para mostrar cómo se podrá utilizar la nueva característica que se llamará Secret Conversation, a lo que comentaron: “Ponemos a las personas en primer lugar en todo lo que hacemos con Messenger, a partir de hoy comenzaremos a distribuir una nueva opción dentro de Messenger para el soporte de conversaciones sobre temas sensibles”.

Así será el procedimiento para tener conversaciones privadas:

  1. Cada vez que un usuario desee compartir algo privado, por ejemplo datos bancarios, contraseñas, etc., podrá iniciar una “Secret Conversation”.
  2. La conversación solo será privada y disponible entre los dos dispositivos involucrados. Opcionalmente, la conversación podrá caducar —y desaparecer sin dejar rastro.
  3. Por el momento estas conversaciones privadas no podrán incluir ciertos contenidos como imágenes GIF o vídeos, tampoco estarán disponibles todas las características de Messenger.

Cabe puntualizar que Facebook no podrá ver los mensajes enviados con la opción Secret Conversation.

La tecnología

Signal Protocol, por cierto, es un proyecto de software libre liderado por el reconocido hacker Moxie Marlinspike. El principal objetivo del proyecto es hacer que las conversaciones entre personas sean verdaderamente secretas con cifrado de extremo-a-extremo. Signal Protocol es una evolución del otrora revolucionario OTR, pero con una arquitectura de software que facilita su uso en plataformas web y teléfonos móviles.

El mayor triunfo de Signal Protocol sucedió en abril de este año con su integración masiva en WhatsApp, lo que significó un avance mayúsculo en materia de seguridad informática para la criticada aplicación de mensajería. De esta manera, cerca de mil millones de personas de todo el mundo comenzaron a comunicarse con la máxima privacidad y sin mayor esfuerzo.

Los creadores de Signal Protocol se han asegurado de que la implementación de su tecnología en Facebook Messenger fuera la adecuada, tal como lo hicieron con WhatsApp.

¿Más confianza?

¿Podemos confiar en Facebook? Es difícil hacerlo cuando su código es cerrado, a pesar de la intervención directa de Moxie y su equipo. Por otro parte, tampoco está claro cuál será la seguridad de los metadatos de las conversaciones: las fechas, números telefónicos o datos de geolocalización. Aunque es indudable que Facebook los seguirá utilizando.

Una alternativa más anónima y confiable es Signal, una aplicación desarrollada por los mismos creadores de Signal Protocol disponible en iOS y Android —y cuyo código es libre. Esta es la aplicación de mensajería favorita de Edward Snowden, ni más ni menos. Otro importante investigador en seguridad, Bruce Schneier, opina lo mismo. La propia EFF incluye Signal entre su kit de herramientas de auto-defensa contra la vigilancia digital.

I use Signal every day. #notesforFBI (Spoiler: they already know) https://t.co/KNy0xppsN0

— Edward Snowden (@Snowden) November 2, 2015

Hoy en día toda aplicación de mensajería debería implementar algún tipo de mecanismo confiable de seguridad y privacidad. Si bien Facebook y Google están ayudando a crear nuevos canales de comunicación privada a gran escala, aún distan de ser anónimos.

Go to Source

By |julio 23rd, 2016|internet, technology, web|0 Comments

La increíble caída de Jacob Appelbaum, estrella de la comunidad hacker

Jacob Appelbaum (@ioerror) era una estrella de la seguridad informática, el hombre “más peligroso del ciberespacio” según Rolling Stone. Su fama solo era superada por la de Julian Assange y Edward Snowden. Es un duro defensor de la privacidad y anonimato de los datos personales y de los derechos civiles en Internet. Es tan conocido en Ecuador o India que en Oriente Medio y los EE.UU. En Twitter son legendarias las numerosas detenciones e interrogatorios a las que el gobierno norteamericano le ha sometido a lo largo de los últimos años En los últimos días, sin embargo, este mismo hombre ha sido noticia porque le han acusado de maltrato, acoso sexual y violación. Desde entonces, ha cancelado todas sus intervenciones públicas, incluyendo la de la semana que viene en Sonar+d.

1. ¿Quién lo acusa?

Sorprendentemente, no son extraños; lo acusan hombres y mujeres de la comunidad TOR que él mismo representó por todo el mundo. Recordemos que TOR es la herramienta que miles de activistas de todo el mundo utilizan para escapar de la vigilancia de agencias de inteligencia, operadoras y compañías puntocom. La primera piedra la lanzó la conocida hacker Andrea Shepard, desarrolladora del nucleo duro de TOR. Andrea publicó este tuit el 24 de mayo con una frase cifrada:

A precommitment: bfb9a7c833a5fc8f5a938d816b1bbc4acaa06519fdb1af4c8632719596807dac

— Andreⓐ (@puellavulnerata) May 24, 2016

Más tarde se reveló que decía: “Parece que el que viola a uno, viola a muchos”. Tres días después, Appelbaum publicó un mensaje peculiar, quizá anunciando lo que vendría poco después para él: “Cambio de guardia”.

Changing of the guards.

— Jacob Appelbaum (@ioerror) May 27, 2016

El dos de junio, sin más explicaciones, el Proyecto TOR anunció la expulsión de Jacob, su principal evangelista y el miembro más famoso de su organización. Dos días más tarde, Andrea confirmó a Andy Greenberg de Wired que conocía a una víctima de violación. Meredith L. Patterson, reconocida académica de seguridad informática, fue la segunda en señalar a Appelbaum:

https://t.co/A47YgBKXQl is a gross disservice to the Tor community. People deserve to know why Tor evicted its resident sociopath.

— Meredith L Patterson (@maradydd) June 3, 2016

“Es un daño grave para la comunidad TOR. La gente merece saber por qué TOR expulsó a su sociópata residente… No se trata de sacar a patadas a los sociópatas y jugar a que has hecho lo necesario. Esto es extender su licencia social para operar… TOR tuvo la oportunidad de cortar esto de raíz cuando Jacob tan solo era un ladrón. Lo ignoraron y lo graduaron a criminal sexual.”

Cuando le preguntaron a Meredith qué sucedió, su respuesta fue: “Por fin Jacob violó a suficiente gente como para que TOR como organización no pudiera ignorarlo más.”

El 4 de junio, después de la creciente ola de especulaciones y señalamientos, el Proyecto TOR hizo un comunicado a través de su directora, Shari Steele. Señalaban las acusaciones como motivo de su cese, y hasta llegaban a decir que eran “consistentes” con lo que sabían de él.

“Los alegatos no son nuevos para todos al interior de la comunidad TOR; son consistentes con los rumores que hemos venido escuchando… Pero esto es más serio de lo que hayamos escuchado antes.”

Después de que la noticia escalara a medios como Wired, TechCruch o The Guardian, Jacob Appelbaum hizo su propio comunicado: “Esto es un ataque calculado y dirigido para propagar alegatos perversos y espurios en mi contra… Quiero ser claro: las acusaciones de mala conducta sexual en mi contra son completamente falsas”.

El abogado y voluntario de la comunidad TOR, Franklin Bynum, ofrece una reinterpretación de las palabras de Appelbaum. No sale muy bien parado.

2. ¿De qué le acusan?

Además de las acusaciones de la comunidad de desarrolladores de TOR, hay una página anónima, jacobappelbaum.net, que recupera las historias de personas que presuntamente fueron víctimas de Appelbaum:  

“Somos un colectivo de personas que han sido acosadas, robadas, humilladas, y abusadas —de forma sexual, emocional y física— por Jacob Appelbaum. Jacob disfruta manipular personas a través de su influencia y poder para conseguir lo que desea”.

A pesar de la fuerte exposición en medios, el sitio no ha sumado más historias en los últimos días, mucho menos evidencias. TAmbién hubo dos cuentas de Twitter: @TimeToDieJaek, que fue eliminada en 48 horas y @VictimsOfJake, que no ha sido eliminada pero que tampoco ha crecido en alegatos. Hasta el momento la acusación más extensa y difundida de todas ha sido la de Nick Farr, organizador de eventos importantes de la comunidad hacker como el 30c3:

“Jacob ha abusado y silenciado a muchos amigos cercanos, muchos de los cuales son investigadores que probablemente conozcas y respetes…”

Su artículo ha recibido apoyo de gente como Nadim Kobeissi (creador de Cryptocat y quien acusara a Appelbaum de plagio hace unos años) y Violet Blue (columnista de Engadget y blogger influyente). Nick Farr, que vive en México, escribe en su cuenta de Twitter: “Conozco a Jacob desde hace más de 15 años. Es el ladrón, oportunista, violador y sociópata más carismático que he conocido”.

I’ve known @ioerror for >15 years. He’s the most charismatic plagarist, opportunist, rapist & sociopath I know.  https://t.co/eWeOP6Ddom

— Nick Farr (@Nickf4rr) June 5, 2016

Irónicamente, hace dos años Transmediale invitó a Appelbaum a una mesa sobre consentimiento sexual en el trabajo. El hacker habló de cuando trabajaba en el departamento técnico de kink.com, un sitio de porno y fetiches sexuales. No es extraño que la vieja fotografía de Jacob con una máquina-dildo haya vuelto a circular en estos días.

3. ¿Quién lo defiende?

De momento, nadie. Ni su colaborador Julian Assange, a quien Applebaum ha defendido siempre, ni la Electronic Frontier Foundation, con quien ha colaborado, ni Laura Poitras, que le invitó a participar en su oscarizado documental sobre Edward Snowden, CitizenFour, ni Sarah Harrison, la voluntaria de Wikileaks que acompañó a Snowden en su largo tránsito en el aeropuerto de Moscú, y con la que ha colaborado persistentemente en Berlín.

4. ¿Peligra el proyecto TOR?

De ninguna manera. Técnicamente TOR no ha sufrido daño alguno, tampoco su comunidad de usuarios ni la red que la sostiene. Jacob siempre ha hablado como desarrollador de TOR pero en realidad sólo editó 53 lineas de código en todo el tiempo que trabajó con ellos. Su contribución ha sido como portavoz, un trabajo que ha ejercido de manera efectiva y brillante.

¿Es un ataque premeditado de la NSA u otros?

Personas como la hacker transgénero Jaime Cochran opinan que, más allá de ser un ataque diseñado por alguna oficina gubernamental, la situación de Jacob Appelbaum obedece a un patrón típico entre un ídolo y sus seguidores, entre el respeto y el miedo, la ira y un silencio que eventualmente explota. Por el contrario, en redes sociales otros opinan que puede existir una manipulación típica de la NSA para desacreditar enemigos que funciona más o menos así:

  1. inyecta todo tipo de material falso en la red,
  2. y usa ciencias sociales y otras técnicas para manipular el discurso en línea.

Lo cierto es que el cambio de reputación de Appelbaum ha sorprendido a gente fuera de los círculos TOR, mientras que en el entorno de la seguridad informática, los alegatos de abuso de poder, incluso violaciones, no les resultan extrañas. Matt Blaze, otro famoso investigador en seguridad informática sentenció: “nuestra comunidad (más grande que TOR) falló gravemente aquí”.

Go to Source

By |junio 8th, 2016|internet, technology, web|0 Comments

Wikimanía 2015: el futuro de Wikipedia

Wikimanía es uno de los eventos cumbre del conocimiento libre, allí se reúnen cientos de wikipedistas para reflexionar sobre el  presente y futuro de la enciclopedia libre —la más grande hecha por la humanidad, comparable con la legendaria Encyclopædia Britannica—, y de sus proyectos hermanos, como Wikimedia Commons (un depósito de imágenes libres) y el Wikcionario (un diccionario escrito de forma colaborativa). La edición más reciente de Wikimanía se realizó en la Ciudad de México del 17 al 19 de julio de 2015, con más de mil asistentes de 68 países.

¿Qué encontré en Wikimanía 2015? Una inmensa e inusitada diversidad de intereses entre los asistentes. No podría decirse que Wikimanía sea un evento técnico, ni humanista en particular, fue una conferencia donde hubo desde charlas sobre inteligencia artificial, hasta sobre derechos digitales, pasando por el futuro de la educación y temas LGTB. Pero por encima de toda esa diversidad, el denominador común fue uno solo: cómo compartir más y mejor el conocimiento. Es impresionante que un evento de estas dimensiones fuera organizado por apenas 8 voluntarios mexicanos, prácticamente desde cero, como prueba de la generosidad que permea a este movimiento cultural que es el wikipedismo. 

A continuación, algunas de las ideas que circularon en Wikimanía: ideas innovadoras, críticas, libertarias, incluso emotivas, siempre educativas, ideas que dan cuenta de las preocupaciones y motivaciones de los wikipedistas y del mundo cercano a la llamada cultura libre.

Lucha y libertad

Renata Ávila, activista guatemalteca, colaboradora de Wikileaks y World Wide Web Foundation, dijo frente a los wikipedistas: “no puedo editar Wikipedia con TOR”, para señalar que que no puede hacerlo de manera anónima y privada, esto es algo que “tiene que ser discutido”. Por otro lado, habló de su lucha por una actualización de los derechos civiles en el marco de la web, como el derecho a hackear: un equivalente del derecho a conocer y aprender.

Paz Peña, de la ONG chilena Derechos Digitales, señaló al copyright como un arma para la censura en internet y los preocupantes indicios de su avance en Latinoamérica: “el copyright destruirá tu privacidad”, el intermediario —Google o Facebook— se convertirá en vigilante de las personas a costa del copyright.

Lo cierto, para Paz Peña y muchos más, es que Internet podría ser más una herramienta de control que una herramienta para la democracia. A la charla de Paz le siguieron una sobre ciberguerra y a un animado panel sobre vigilancia en la red. Uno de los principales anuncios de Jimmy Wales, cofundador de Wikipedia, fue la creación de una fundación para proteger a los wikipedistas perseguidos, la Jimmy Wales Foundation

¿Por qué hablar de esos temas en Wikimanía? Porque son amenazas serias para la generación del conocimiento libre y su defensa activa es cada vez más relevante en cualquier contexto, particularmente el latinoamericano, donde una mínima cantidad de organizaciones hacen esa defensa.

Filosofía y autocrítica

Antonio Lafuente, investigador y colaborador de Medialab Prado, referencia mundial en cultura libre, habló de los laboratorios ciudadanos, los que no excluyen a nadie. En particular, reflexionó sobre diversos experimentos para “archivar lo que no se puede escribir”, porque en la experiencia hay una mina enorme, inexplorada, de conocimientos comunes. ¿Archivar el teatro, la danza? Parece imposible, porque solo archivamos lo codificable. Lafuente invitó al público a “dejarse afectar” como el un camino a la innovación: Aprender a desaprender. Vi a más de una persona inspirada por las palabras del investigador.

Por su parte, Salvador Alcántar, miembro de Wikimedia México, habló frente a sus colegas sobre la División Norte Sur dentro de la comunidad wikipedista, con ejemplos concretos que abrieron un debate intenso en la sala y los pasillos. “La verdadera diversidad es la ideológica”, dice Salvador, “la que cuestiona frecuentemente el status quo, y aún hay trabajo por hacer entre nosotros”. Mientras tanto, César Rendueles, autor del libro El cambio político en la era de la utopía digital, disparó el debate con su charla: “Se habla poco del cooperativismo clásico… la colaboración no se inventó con el software libre”.

Tecnología, comunidad e innovación

El hackathon de Wikimanía sirvió para que el desarrollador principal de Mapillary —un serio rival de Google Street Map, porque es colaborativo y libre— conectara con los desarrolladores clave de los proyectos Wikimedia. Es difícil predecir el resultado esa conexión, sin embargo el potencial es enorme: la creación colectiva de millones de rutas de carretera, con sus respectivas fotografías, disponibles de forma libre. A veces solo es necesaria una chispa en la conversación, en el lugar y momento indicado, para que cosas así sucedan.

Por su parte, Lila Tretikov, directora ejecutiva de la Fundación Wikimedia, habló del futuro de los proyectos, siempre guiado por la máxima: “Llevar todo el conocimiento del mundo de manera libre y abierta”.

¿Hacia dónde debe ir Wikipedia? A grandes rasgos, los esfuerzos humanos y técnicos de la Fundación Wikipedia tienen que estar dirigidos para ofrecer:

  1. Más movilidad: para estar presente en cualquier dispositivo móvil.
  2. Mejor experiencia de usuario: para facilitar el acceso universal a todos los contenidos.
  3. Mejores herramientas de colaboración y participación: igual que cualquier red social moderna, a través de mecanismos probados como likes, shares, u otros.

El hackathon y las charlas técnicas sirvieron para fortalecer los lazos entre los desarrolladores, también para acelerar la circulación de algunas ideas y experimentos, por ejemplo ¿que pasaría si Wikipedia tuviese una inteligencia artificial integrada?

Luis von Ahn, fundador de Duolingo e inventor del CAPTCHA, ofreció la conferencia plenaria del evento —aunque, cabe mencionar, fue poco propositiva.

Educación y horizontalidad

Una aportación a Wikipedia —y a cualquiera de los proyectos de la Fundación— es una aportación a la humanidad con impacto inmediato. ¿Cómo hacer para que más profesores y alumnos participen? Hay más de una respuesta.

Por ejemplo, la Universidad Nacional Autónoma de México, con más de 300 mil alumnos, anunció su mega-editatón: un maratón digital en el que decenas de profesores editarán artículos de Wikipedia, en un esfuerzo por formalizar la introducción de Wikipedia en el aula universitaria, y de paso eliminar concepciones equivocadas sobre la enciclopedia libre. Un profesor wikipedista es un profesor de potenciales alumnos wikipedistas.

Un profesor nos contó cómo utiliza Wikipedia para generar pensamiento crítico, neutral, fundamentado con referencias, entre sus alumnos. Otros profesores, inspirados por el evento, comenzarán a usar Wikipedia como lo que es exactamente: una referencia secundaria de conocimiento, un excelente punto de partida para el aprendizaje, pero nunca la verdad absoluta.

Después de todo, como dice Antonio Lafuente, Wikipedia cuestiona una relación de poder fundamental: ¿quién produce el conocimiento? Bien, pues en Wikipedia lo producimos todos, una edición a la vez.

Go to Source

By |julio 23rd, 2015|internet, technology, web|0 Comments

Joan Clarke, la mujer que descifró el código Enigma junto a Alan Turing

Matemática brillante y una de las mentes más excepcionales del siglo XX, el trabajo de la británica Joan Clarke ha estado cubierto por el polvo del olvido durante 70 años. Un vacío que casi logra sepultar una de las vidas más apasionantes del siglo pasado.

Corrían los años 40 y Europa entera estaba atenazada por la amenaza de la Alemania nazi. Sus fuerzas militares utilizaban una tecnología puntera desde 1930 cuya inviolabilidad parecía imposible de romper. Se trataba del Código Enigma, una máquina creada por el ingeniero alemán Arthur Scherbius a finales de la Primera Guerra Mundial, que disponía de un mecanismo de cifrado rotatorio, que permitía usarla tanto para cifrar como para descifrar mensajes.

La inteligencia británica, con Alan Turing a la cabeza, trataba de romper ese intrincado código. En Bletchley Park, la Escuela de Códigos y Cifrado del Gobierno de Reino Unido (GC&CS, por sus siglas en inglés), situada a 80 kilómetros de Londres, Turing y su equipo intentaban dar con la respuesta a ese lenguaje secreto.

Joan Clarke había sido reclutada para el GC&CS en 1939 por uno de sus tutores en la Universidad de Cambridge, donde había obtenido un doble título en Matemática, y aunque era evidente su talento, le habían asignado un puesto de secretaria por el que cobraba tres dólares cada dos semanas.

En pocos días, sin embargo, destacó por sus habilidades y, a pesar del sexismo de la época, reconocieron su ingenio de Clarke y la instalaron un escritorio extra para ella en la pequeña habitación del Hut 8 ocupado hasta entonces por Turing y un par de empleados más.

Para poder cobrar por su nuevo puesto en el Hut 8 –el departamento del GC&CS dedicado a descifrar los mensajes de la Armada alemana creados con dicha tecnología–, tuvo que ser clasificada como lingüista, ya que la burocracia del funcionario británico no tenía protocolos para emplear a una criptoanalista mujer.

Más tarde la propia Clarke recordaría no sin cierto humor que al rellenar los formularios para dicho supuesto trabajo pondría con sorna: “grado: lingüista, idiomas: ninguno”.

 

Rompiendo juntos el enigma

La matemática pronto se hizo una experta en Enigma y gracias a su absoluta dedicación fue ascendida a subdirectora del Hut 8. Las comunicaciones a las que se dedicaban Clarke y sus colegas estaban relacionadas con los submarinos que perseguían a los barcos aliados encargados de transportar tropas y suministros desde Estados Unidos a Europa. Sus descifrados eran en tiempo real y lograban salvar a miles de vidas.

Clarke decía entonces: “A veces es la gente de la que nadie se imagina algo la que hace las cosas que nadie puede imaginar”. Joan Clarke y Alan Turing fueron amigos y confidentes durante toda su vida y, durante un breve tiempo, estuvieron prometidos.

En una entrevista para un documental de la BBC en 1992 contaba sobre su amigo Turing: “Hicimos varias cosas juntos, fuimos al cine y tal, pero ciertamente fue una sorpresa cuando me dijo: ‘¿Podrías considerar el casarte conmigo?'”.

El compromiso, sin embargo, duró poco. Ambos sabían de la homosexualidad oculta de Turing -por la que luego pagaría con su vida-, y de mutuo acuerdo decidieron no seguir adelante. A pesar de eso, fueron muy amigos hasta que él murió en 1954.

Recuperar la historia

Ahora la historia de esta criptoanalista aparece reflejada en el cine por la actriz británica Keira Knigthley, en la película The Imitation Game del director Morten Tyldum.

En su labor de documentación, el guionista Graham Moore relata las dificultades para hallar el verdadero trabajo de Clarke debido al secretismo que rodeaba a Bletchley durante y después de la guerra; y señala los muchos puntos en común que encontraron entre ella y Turing. “Ambos eran outsiders, ajenos al sistema. Tuvieron eso en común, además, eran capaces de ver las cosas de manera diferente al resto”, explica el guionista.

Entre las paredes de la opaca Bletchley también hubo más mujeres decodificadoras que contribuyeron con su trabajo a lograr el triunfo de los aliados en la Segunda Guerra Mundial, como Margaret Rock, Ruth Briggs o Mavis Lever, que estuvieron directamente relacionadas con el éxito del desembarco de Normandía.

Joan Clarke recibió en 1947 la Orden del Imperio Británico, una condecoración otorgada por la reina, por su trabajo durante la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de ello, murió en 1996 sin que su nombre ni su trabajo fueran recordados junto al de Alan Turing.

Go to Source

By |noviembre 19th, 2014|internet, technology, web|0 Comments

La brecha digital española se nota en la política y nos hace más desiguales

La forma en la que nos comunicamos e informamos ha cambiado definitivamente a causa del uso generalizado de internet y este cambio repercute en todas las esferas públicas incluida la política. Nuevas iniciativas democráticas se basan en la participación política a través de plataformas digitales. Pero para ello hay que saber ‘leer’.

El analfabetismo digital y la brecha digital (la diferencia de conocimientos sobre tecnologías de la información entre ciudadanos) suponen un escollo más para lograr una igualdad política y social. Desde que se popularizó el uso de las nuevas tecnologías en 2000, según el CIS, ha habido un crecimiento notable pasando de apenas una quinta parte de la población que había accedido a internet en alguna ocasión, a un 70% de la población adulta que lo hace de manera habitual.

Pero no todo el mundo accede a internet o lo hace de la misma forma. Mientras que algunas personas son capaces de navegar por la red y acceder a aplicaciones y servicios de todo tipo, otras se limitan a algunas tareas básicas como el acceso a información o la comunicación por correo electrónico. “Cuando se trata de convertir estas herramientas en recursos útiles para la acción política, estas diferencias en cuanto a la habilidad para moverse en internet se transforman en un factor de desigualdad política”, afirma Marta Cartijoch, profesora de Ciencia Política en la Universidad de Manchester y autora del estudio La desigualdad digital, ¿una nueva fuente de desigualdad política? realizado para la Fundación Alternativas.

 

Según el estudio de la Fundación Alternativas, que se basa en datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y que podéis consultar completo abajo, las personas de mayor edad y los que tienen un nivel de estudios más bajo son los grupos que presentan, de forma sistemática, niveles de acceso a las TIC más bajos. “Esto es así de forma generalizada en la mayoría de países desarrollados, no sólo en España. Aunque la brecha digital se ha reducido a lo largo de los últimos años, estos grupos siguen siendo los más desfavorecidos”, explica la autora al eldiario.es.

Existen múltiples factores individuales o contextuales que determinan no solo la existencia de esta brecha sino también su reducción paulatina en los últimos años, como la formación y el propio interés o la presencia de ordenadores en las escuelas y en espacios públicos, la existencia de políticas públicas de promoción y acceso a las TIC, etc.

Del estudio se desprende que a mayor nivel de habilidades digitales, mayor es la proporción de usuarios de internet que declaran haber realizado diversas actividades políticas en internet, como acceder a información de actualidad o firmar una petición.

“Eso no significa que las redes sociales promuevan por sí solas más participación política entre quienes las usan. Sin embargo, es cierto que las redes sociales pueden facilitar ciertas tareas y reducir dificultades: enviar un mensaje a un político a través de Twitter o Facebook es más fácil que enviarle una carta”, ejemplifica Cantijoch. “También hemos observado en investigaciones recientes que nuevos perfiles tradicionalmente menos activos están hoy en día firmando peticiones por internet, intercambiando información o expresando opiniones políticas en redes sociales”.

Este tipo de actividad, según el estudio, ha ganado popularidad en los últimos años (2007-2013) y supone un buen ejemplo de la capacidad del medio para abrir nuevas ventanas de oportunidad para la acción política. Sin embargo, advierte Catinjoch, cabe destacar que un nivel más elevado de habilidades digitales no se corresponde con mayores niveles de participación electoral. “El acceso a más información o discusiones sobre el tema en internet no aporta necesariamente un valor añadido de tal magnitud que transforme la decisión de los electores de ir a votar”.

Para que la ciudadanía asuma un rol activo de participación en red lo básico y lo esencial es que todo el mundo tenga el mismo acceso y las mismas habilidades en el entorno digital. “Si se puede acortar la brecha digital ello sin duda reduciría la desigualdad social, pero -insiste la investigadora- una vez en internet hacen falta habilidades para aprovechar los recursos que el nuevo medio nos ofrece en igualdad de condiciones”.

No es cuestión de género

Según el estudio de Fundación Alternativas, el análisis de los perfiles de aquellas personas que participan en actividades políticas en internet, como la firma de peticiones o contactar con políticos, etc. muestran que no existen diferencias significativas entre hombres y mujeres en España ni en otros países de nuestro entorno.

“Algunas investigaciones han sugerido que los hombres son más proclives a intervenir en discusiones sobre política por internet en foros de opinión o comentando noticias de actualidad en las webs de periódicos. Y en cambio las mujeres serían más activas que los hombres en comentar la actualidad política en formatos menos abiertos y usarían por ejemplo Facebook”, nos dice Marta Cantijoch. “Pero por lo general, estas conclusiones demostrarían una vez más que las personas emplean los medios con los que se sienten más cómodas para llevar a cabo actividades de carácter político que han sido motivadas e inspiradas por otros factores”.

La autora concluye el estudio con una visión optimista de lo que supone esta reducción de la brecha digital en la última década: “Grupos tradicionalmente desfavorecidos –las mujeres, las personas de edad más avanzada y los grupos de estatus socio-económico menos favorecidos- están accediendo gracias a las nuevas tecnologías a nuevos recursos políticos que unas décadas atrás simplemente no estaban disponibles”.  

Go to Source

By |octubre 12th, 2014|internet, technology, web|0 Comments

Quién es Elizabeth Holmes, la empresaria que está cambiando la forma de hacer análisis de sangre

El primer germen de la idea se le ocurrió a Elizabeth Holmes en 2003 cuando con 19 años, siendo aún estudiante de ingeniería química, pasó un semestre en los laboratorios del Instituto del Genoma de Singapur, donde trabajó en la investigación y desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico del virus de la neumonía atípica. Su experiencia le llevó a la conclusión de que las pruebas de sangre realizadas en el laboratorio se podrían realizar de un modo mucho más efectivo y rápido.

Y aquí es donde se pone en marcha la maquinaria típica del sueño americano. La firme consecución de un objetivo hizo que esa idea remota de una chica de 19 años la convirtiera once años después en una de las pocas mujeres –solo hay dos más en una lista de 400– en entrar en el ranking Forbes de personas más ricas de EE. UU.

Para perseguir ese sueño, Elizabeth Holmes tenía claro qué debía hacer. Abandonó sus estudios estando en segundo curso de la Universidad de Stanford y con el dinero que tenía ahorrado se encerró en un garaje de una vivienda en Palo Alto, California, al más puro estilo Steve Jobs. Allí sentó las bases de la que es hoy la empresa de biociencias Theranos en la que desarrolló una tecnología pionera en extracción y análisis de sangre.

En primer lugar, se aumenta el flujo sanguíneo hacia la mano y luego se extraen unas pocas gotas de sangre de los vasos capilares. La sangre llega a un tubo en un cartucho que Holmes denomina “nanotenedor“, que guarda microlitros de una muestra, el equivalente a una gota de lluvia. Solo con una pequeña muestra se puede “realizar cualquier combinación de pruebas, incluyendo pruebas de seguimiento” al mismo tiempo y rápidamente.

La tecnología desarrollada por Theranos elimina las agujas, el dolor, reduce al máximo las cantidades de sangre que se tienen que extraer para hacer diferentes pruebas y elimina la necesidad de hacer múltiples viajes al laboratorio. Como explicaba Holmes en una entrevista para Forbes, los médicos y pacientes recibirán los resultados en “un mínimo de dos horas” y pueden incluso obtener a través del correo electrónico su análisis detallado, con marcadores metabólicos e inmunológicos, conteo de células, etc. antes de que concluya su visita al doctor, aunque siempre dependiendo de la recomendación del médico.

“En Silicon Valley estamos en el corazón del mundo de la tecnología de consumo y lo que creemos que estamos creando es la primera empresa tecnológica de salud orientada al consumidor. Los pacientes sienten el poder de acceder a su propia información de salud y de poseer sus propios datos”, declaraba Holmes.

Ubicada la empresa actualmente en las antiguas oficinas de Facebook en Silicon Valley, los comienzos fueron lentos pero decididos. “Sabía que tendría que llamar a las puertas de más de 200 personas, con la ilusión de que al menos una estuviese interesada”, decía la emprendedora. Theranos logró el apoyo de varios inversores privados y de la compañía Draper Fisher Juvetson (inversor de Tesla y SpaceX). Cuenta además, como miembros del consejo con estadistas como Henry Kissinger y el ex secretario de Estado de Estados Unidos, George Schultz, quien afirmaba que Holmes podría ser “la próxima Steve Jobs o Bill Gates”.

Los último datos revelan que el 27% de pacientes en Estados Unidos se realizan las analíticas a través de Theranos y el laboratorio ya tiene un contrato con una red de farmacias estadounidenses, Wallgreen, donde pretende instalar terminales de análisis de sangre. Theranos ha recaudado, según datos de Forbes, 400 millones de dólares de capital de riesgo, valorando la compañía en 9 mil millones de dólares, y el 50% de las acciones de Elizabeth Holmes en 4,5 mil millones de dólares.

 

Go to Source

By |octubre 7th, 2014|internet, technology, web|0 Comments

Cómo bajar apps para el móvil de forma segura

¿Cómo saber si una aplicación es fiable?

Lo que nosotros recomendamos a los usuarios es que no se bajen aplicaciones si no las han sometido ya a un escrutinio público por responsables de seguridad. Es decir, si tú te vas a una aplicación de Facebook para Android, no vas a tener ningún inconveniente pero si buscas ‘Trucos de Facebook para zurdos’, por ejemplo, es probable que ahí sí te encuentres con algún problema. Lo recomendable por tanto es que solo te bajes apps que estén ya revisadas y auditadas. En internet hay proyectos que se dedican a analizar la privacidad y la seguridad de las apps. Incluso los propios softwares antivirus para terminaciones móviles tienen una especie de rating confiable.

¿Algún proyecto de internet fiable para apps?

Este es uno muy bueno para todas la apps de iOS: http://patia.unileon.es/

¿Cuáles serían los tres pasos para verificar que una app es segura?

Saber que es 100% segura es difícil pero lo imprescindible es:

1. Revisar la antigüedad de la app en el market. Evitar las muy recientes con pocas descargas.

2. Revisar los comentarios y revisiones de la app en el mercado (todos, que también hay comments falsos)

3. Utilizar algún software antimalware que revise los permisos de las apps (en Android)

¿Qué más se puede hacer?

Nosotros -en ElevenPaths– hemos desarrollado una tecnología que se llama Latch (pestillo en inglés) y lo que intentamos es darle al usuario una aplicación que desde su móvil pueda poner pestillos en sus identidades digitales como se ponen a la puertas de tu casa. De tal manera que das al botón del pestillo y si alguien tiene tu usuario y tu contraseña no va poder entrar en tu cuenta porque está puesto el pestillo y te va a llegar una alerta. Hemos estado trabajando para que sea utilizable por cualquier persona.

En el caso de que sean falsas apps ¿qué hacen con nuestros datos?

Los riesgos son muchos. En un montón de aplicaciones como Google Play o de Windows Zone, todos los días se tiran aplicaciones que se descubre que están haciendo actos maliciosos. Nosotros nos encontramos, por ejemplo, con una app que se llamaba ‘La linterna molona’. Te la bajabas y lo que hacía automáticamente era robarte el número de teléfono que tenías configurado en el WhatsApp, te registraban en una web de SMS premium, empezaban a llegar cargos constantes de ellos, te suscribían a otra web de publicidad que te bombardeaba tu terminal y ya para colmo, publicaban en tu Facebook qué aplicación más guay me acabo de bajar que se llama la Linterna molona.

¿Qué se debe hacer cuando sucede algo así?

Se puede denunciar, pero el problema es que es muy difícil perseguir a los que están detrás. Muchas veces no se sabe quién es porque hay que tener en cuenta que lo creadores de este tipo de aplicaciones compran cuentas de desarrolladores que a lo mejor están en Francia o en China o en cualquier lugar y las utilizan para subir las aplicaciones. Google o Apple les tiran abajo la cuenta, se la eliminan pero ellos pueden volver a comprar otra y vuelven a subir las aplicaciones. Es un negocio muy lucrativo.

¿Cómo se puede salir de ahí?

Es muy tedioso. Además de denunciarlo, en el caso de los SMS premium, tienes que hablar con las compañías de teléfono. La gente se entera meses después cuando le llega la factura. Es complicado y es una pena porque el trabajo de después es un engorro para el usuario afectado.

¿Que sean de pago te asegura mayor privacidad?

Para nada. No es una relación directa pero evidentemente cuando Google por ejemplo te da el servicio de correo gratuito te lo da porque quiere generar tráfico con tus datos, saber cuáles son tus hábitos. Todas las que ofrecen servicios gratuitos van a utilizar tus datos, tu comportamiento para venderte publicidad.

¿El usuario medio es menos inocentes que antes?

Bueno, los malos todavía nos sacan mucha ventaja. Hay más conocimiento en general pero yo sigo recibiendo a muchas personas con problemas y se ve que todavía no estamos preparados al 100%.

¿Sería un problema de divulgación?

Es un poco de todo, la mayoría de los medios no hacen bien su labor de divulgación, la parte educativa es complicada llevarla a la misma velocidad. Tiene que ser el propio usuario el que intente aprender e intente educarse. Los informáticos y los que nos dedicamos a la seguridad tampoco hemos hecho bien las cosas en los últimos años. Cualquier usuario sabe conectarse a una red WiFi dando un botón desde tu teléfono, pero establecer un segundo factor de autenticación o conectarse por un VPN lo hemos hecho solo para geeks. Los que trabajamos en seguridad tenemos que llevar la tecnología a los usuarios sin tomarlos por tontos.

Go to Source

By |septiembre 16th, 2014|internet, technology, web|0 Comments

Halt and Catch Fire, una serie sobre el nacimiento de la industria de los ordenadores

“Halt and Catch Fire” (HCF) es sinónimo de caos y autodestrucción: es el nombre de una vieja instrucción para detener y, en ocasiones, incluso incendiar el microprocesador. Este concepto también da título a una serie televisiva ambientada en 1983, justo en el nacimiento de la industria de los ordenadores personales, un poco inspirada en COMPAQ. El resultado es una serie dramática, oscura por momentos, con ligeros altibajos, pero deliciosa para los amantes de la computación.

Cuenta con tres capítulos, los primeros dos y el último de la temporada, dirigidos por Juan José Campanella.  Este director de cine argentino, que ganó un Oscar por “El Secreto de sus Ojos”, también ha dirigido capítulos de otras series en Estados Unidos, como House, 30 Rock o Law & Order.

¿Vale la pena ver Halt and Catch Fire? Hay varias buenas razones.

El trío protagonista

Cameron (Mackenzie Davis), Gordon (Scoot McNairy) y Joe (Lee Pace), hackers del software, el hardware y la comunicación, respectivamente, son el motor de la serie. Ellos son un David tricéfalo que lucha contra la hegemonía del Goliat corporativo que es IBM. Los tres representan fuerzas complementarias, son todo un dream team tecnológico. 

De fondo tenemos un conflicto constante entre la creatividad de Cameron en el software y la ortodoxia de Gordon en el hardware, ambos conectados por la ambición de MacMillan, el comunicador y visionario; en sus propias palabras: “Las computadoras no son el punto. Son lo que nos lleva al punto.”

Ellos encarnan los arquetipos que construyeron nuestra era digital, tal como Jobs y Wozniak en Apple, Gates y Allen en Microsoft, a su manera Stallman y Torvalds para el software libre, y Brin y Page para Google: brillantes dúos de inteligencias opuestas y complementarias. 

La papel de la mujer en la tecnología

En el animé es común encontrar mujeres con roles tecnológicos protagónicos, como en las clásicas “Ghost in the Shell” y “Serial Experiments Lain”. (En esta última, la protagonista es una hacker solitaria que domina la red de forma obsesiva.) Halt and Catch Fire hace lo propio colocando dos mujeres excepcionales, por su caracter técnico y personal, al frente de la serie:

1. Cameron, la joven que parece recién salida de una novela cyberpunk, representa el lado creativo-hacker del guión. Su inteligencia es notable, pero su idealismo de siempre ir más allá de la tecnología la hace genial. Lo mismo escribe un sistema operativo desde cero que concibe una sociedad conectada a través de internet. Ella evoluciona ser una chica punk-caótica a líder creativa de un equipo de vanguardia: “Las computadoras pueden ser algo más. Deberían serlo.”

  
2. Donna, la esposa de Gordon, no es menos genial que Cameron. Si bien comienza con un rol tradicional, resurge poderosa y libre como una hacker respetada, salvando el día en ocasiones cruciales, como en la magistral operación de ingeniería inversa que ejecutó en un disco duro, lo que le significó experimentar un ave fénix personal.   

Ada Lovelace, del S. XIX, la primera mujer programadora, y Grace Hopper, del S. XX, pionera de la computación moderna, son tema de conversación en los diálogos de los personajes. Cameron y Donna están ahí para rendirles tributo y, más allá de cualquier género, para servirnos de inspiración.  

Exposición de la innovación feroz

El mantra eterno de las startups de Silicon Valley es “vamos cambiar el mundo” (y si con un app, mucho mejor). HCF muestra con crudeza las consecuencias de esa filosofía como una cacería infernal por crear productos más rápidos, más bellos, más innovadores, una y otra vez, en honor a la obsolescencia programada.

El personaje de Joe MacMillan retrata al emprendedor adiestrado en Silicon Valley: artista de las relaciones públicas, graduado en la “venta de humo”, uno de esos que comunican triunfos por fracasos. El mundo hostil de MacMillan también es nuestro mundo.

Degustación de referencias históricas

En HCF encontramos referencias a frases de Steve Jobs (I want to put a ding in the universe”, de su célebre discurso en Stanford), así como a la creciente cultura hacker de los años 80 y a los emprendedores de tecnología alrededor de Silicon Valley. También señala aspectos corporativistas del viejo IBM, con singulares referencias a la cultura disruptiva de XEROX y Apple. Asimismo, plantea analogías como la que hay entre COMPAQ y la ficticia Cardiff Electric: ambas de Texas, ambas haciendo ingeniería inversa para sobrevivir bajo un nuevo orden tecnológico.

Es divertido encontrar en los personajes las mismas bromas que hoy ocupan las diferentes sectas tecnológicas, como el típico desprecio hacia MS-DOS, el viejo sistema operativo de Microsoft. HFC retrata con naturalidad la fascinación que ejercían los sistemas de computación interactiva en sus usuarios, como en ADVENT, un clásico de los videojuegos de solo texto. 

La serie se vale de múltiples detalles escenográficos, frases, modos, pocas veces vistos en una serie de televisión para contar la historia de la industria de la computación, que todo amante de la tecnología sabrá disfrutar, quizás con algo de nostalgia.

“Somos el futuro: nada asusta más que eso”

Halt and Catch Fire hace honor a su nombre. A pesar de los clichés y cierta arritmia narrativa, es vigente en su retrato de las personas que diseñaron desde cero cómo debe ser una computadora personal: accesible, útil, extensible y empoderante al mismo tiempo.

Una segunda temporada de HCF viene en camino recién aprobada por la productora AMC (la misma de ‘Breaking Bad’). Pasa igual que con la tecnología: muchos ya queremos probar la siguiente versión de la serie.

Go to Source

By |septiembre 5th, 2014|internet, technology, web|0 Comments

Las 15 mejores TED Talk de inteligencia artificial

No puedo imaginarme áreas del conocimiento tan impactantes y transversales como la inteligencia artificial. Lo mismo afecta la filosofía al cuestionar el significado de la inteligencia, que a las matemáticas con la creación de algoritmos que emulan comportamientos biológicos que la naturaleza perfeccionó durante millones de años de evolución.

Ni qué decir sobre su influencia en la educación con la automatización y perfeccionamiento de la enseñanza con plataformas como Duolingo, a cuyo fundador, Luis von Ahn entrevistamos hace un tiempo. De igual forma, podemos listar ejemplos en economía, finanzas, física y publicidad, incluso, lamentablemente, en política para fines de vigilancia masiva.

Hemos hecho una selección de TED Talks donde podemos seguir un relato del impacto que supone la inteligencia artificial en nuestras vidas y para nuestro futuro. 

A new equation for intelligence

Alex Wissner-Gross, con la habilidad que le dan su experiencia en física y ciencias de la computación, habla con profundidad sobre el significado de “inteligencia”.

The accelerating power of technology

La inteligencia artificial tiene una versión propia del apocalípsis: la Singularidad, y Ray Kurzweil es su profeta. Éste controvertido ingeniero e inventor, lidera la agenda en el tema con libros como The Singularity is Near y, sobre todo, con The Age of Intelligent Machines publicado en 1990.

The genesis of Google

Un algoritmo de inteligencia artificial diseñado a finales del siglo pasado transformó Internet, el mundo y a cada uno de nosotros. Ese algoritmo fue la semilla de Google y el nacimiento de toda una industria. Hablan Sergey Brin y Larry Page, que pasaron de estudiar un doctorado en Stanford a encabezar una revolución cultural.

The rise of personal robots

“Una pareja, dos hijos, una mascota… Y un robot.” Como en The Jetsons. Habla Cynthia Breazeal, graduada del prestigiado Massachusetts Institute of Technology (MIT), famoso por sus laboratorios de robótica e inteligencia artificial.

Watson, Jeopardy and me, the obsolete know-it-all

Un día IBM inventó una computadora que ganó Jeopardy! Ese mismo día Ken Jennings rompió su racha de 74 victorias consecutivas. Aquí nos cuenta su experiencia.

Where’s Google going next?

Hacia donde vaya Google irá la industria basada en inteligencia artificial —hacia el Deep Learning, por ejemplo—. Aunque esta no es estrictamente una TED Talk, vale la pena escuchar lo que Larry Page menciona sobre Deep Mind. Cabe mencionar que Larry, hijo de un pionero de la inteligencia artificial, fue el primero en concebir la ideas fundamentales de Google.

My seven species of robot

Observamos robots del impresionante laboratorio RoMeLa dirigido por Dennis Hong, quien ha tenido la gracia de combinar cibernética y bioquímica para crear robots con movimientos nunca vistos. Dennis, por cierto, decidió ser científico y crear robots el día que vio Star Wars, impresionado por C3PO y R2D2.

Health and the human mind

Marvin Minsky es una leyenda viva de la computación, el pionero de la inteligencia artificial clásica. Sus consideraciones sobre la mente son polémicas e ineludibles. Aquí merece la pena conocer su particular visión sobre la salud y la mente.

The new bionics that let us run, climb and dance

Biónica para el alma. Hugh Herr fue un destacado escalador hasta que perdió las piernas en un accidente. Eventualmente se convirtió en director del grupo de investigación en Biomecatrónica del MIT para hacer, lo que el mismo llama, biónica personal. Su empresa, BiOM, es otra muestra de sus capacidades. 

Massive-scale online collaboration

Entrevistamos a Luis Von Ahn en 2013 y quedamos impresionados del concepto que llama human computation: un híbrido de crowdsourcing e inteligencia artificial. Luis dirige hoy el desarrollo de Duolingo, una aplicación móvil diseñada bajo los principios de human computation, que está transformando la forma en la que millones aprendemos idiomas.

A philosophical quest for our biggest problems

Transhumanismo para una época en la que las apps son extensiones de nuestra mente y cuerpo. Nick Bostrom es el filósofo de las preguntas más fundamentales. Desde la dirección del Oxford’s Future of Humanity Institute, Nick reflexiona sobre el impacto de la tecnología en la humanidad que está por venir.

Robots with “soul”

Los robots pueden ser emocionales. Guy Hoffman se cuestiona sobre cómo hacer que hombres y máquina interactúen de mejores maneras. Guy, director de la primera obra de teatro actuada por robots, está dedicido a que simpaticemos con ellos.

The rise of human-computer cooperation

La computación —su nombre lo dice— es sobre procesar información. Y la inteligencia artificial ha convertido esa tarea mecánica es una forma automática de extracción de conocimiento. Shyam Sankar, director de la misteriosa empresa Palantir, es un reconocido experto en inteligencia artificial para analizar grandes cantidades de datos.

Robots that fly … and cooperate

Vijay Kumar, investigador de la Universidad de Pensilvania, diseña robots voladores que cooperan en el aire. Si un robot asusta; decenas, y auto organizados, son el horror.

The kill decision shouldn’t belong to a robot

Vivimos una época en la que los robots —guiados por algoritmos— decidirán si una persona vive o muere. Daniel Suárez pasó de ser programador a escritor de ciencia ficcción, un oficio que le ha llevado a reflexionar sobre esa posibilidad latente (y aterradora). Por cierto, recomiendo revisar Stop Killer Robots.

Go to Source

By |agosto 6th, 2014|internet, technology, web|0 Comments