El Govern catalán cesa a la cúpula de Asuntos Sociales y Trabajo tras la crisis de las ayudas a los autónomos

El Govern catalán cesa a la cúpula de Asuntos Sociales y Trabajo tras la crisis de las ayudas a los autónomos

El Govern catalán ha cesado este lunes a los directores generales de Asuntos Sociales y Trabajo, Francesc Iglesies y Josep Ginesta, quien también ejercía como secretario general del departamento. El consejero Chakir el Homrani ha optado por relevar a los dos principales miembros de la cúpula de su departamento que han gestionados dos de las áreas más sensibles durante la pandemia, como son las residencias de ancianos y servicios sociales y las políticas laborales. Iglesies y Ginesta son los cargos más altos que pueden relevarse, dado que el Govern se encuentra en funciones y no tiene competencias para nombrar a un nuevo conseller. 

En un comunicado el departamento ha anunciado el nombramiento de Oriol Amorós como nuevo secretario general de la consejería, de Marta Cassany como nueva secretaria de Asuntos Sociales y Familias y de Enric Vinaixa en la secretaria de trabajo. Los tres vienen promovidos desde el mismo departamento, donde ocupaban otras responsabilidades. Amorós era hasta ahora el secretario de Igualdad, Cassany era directora de los servicios territoriales del departamento en Tarragona y Vinaixa era director general de relaciones laborales.

El cese llega una semana después de la polémica suscitada por la gestión de las ayudas a autónomos otorgadas por la Generalitat a los primeros demandantes, que generó una avalancha de peticiones y la caída de la página web, y por la que el propio Govern acabó pidiendo perdón. También la gestión de las residencias de ancianos fue polémica en los inicios de la pandemia, lo que suscitó que el 8 de abril el departamento que dirige El Homrani traspasara las competencias al de Salut, ambos de ERC.

“Esta reestructuración tiene como objetivo reforzar con nuevas perspectivas las dos áreas clave del Departamento -asuntos sociales y trabajo- para los próximos meses, que estarán centrados en las consecuencias de la crisis social y laboral sobre la ciudadanía”, ha asegurado el departamento en un comunicado.

Go to Source

By |noviembre 16th, 2020|internet, technology, web|0 Comments

Sanidad registra 484 muertos con coronavirus desde el viernes y 38.273 nuevos casos

Sanidad registra 484 muertos con coronavirus desde el viernes y 38.273 nuevos casos

El Ministerio de Sanidad ha registrado 38.273 nuevos casos de coronavirus desde el viernes –se trata del dato de contagios de fin de semana más bajo en un mes–. De ellos, 3.321 se han diagnosticado en las últimas 24 horas. En total, desde el inicio de la pandemia, se han infectado en España 1.496.864 personas confirmadas por test.

A nivel nacional, Andalucía es la región que más casos reporta este fin de semana: suma 10.806 –de ellos, 303 se han detectado en el último día–. Tras ella, se sitúa Catalunya, con 5.776 y 359, respectivamente; Castilla y León, con 3.992 y cinco; Euskadi, con 2.926 y 713, y Madrid, con 2.732 y 247.

Respecto a los fallecidos, las autoridades han añadido 484 nuevos, por lo que el balance de víctimas mortales desde marzo se sitúa ya en los 41.253. De esos decesos, 1.083 han ocurrido en los últimos siete días.

Continúa bajando la incidencia acumulada de casos de coronavirus, que solo sube en cinco regiones. Según el balance de Sanidad de este lunes, se sitúa en los 470,26 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Actualmente no hay ninguna región autónoma con una IA superior a 1.000. La que más elevado tiene ese dato es Ceuta, con 876 casos por ese cómputo de habitantes en las dos últimas semanas.

Tras la ciudad autónoma y por encima todavía de la barrera de los 500 casos se encuentran Castilla y León (791), Euskadi (767), La Rioja (742), Aragón (730), Melilla (694), Murcia (678), Asturias (631), Navarra (593), Andalucía (545), Catalunya (534) y Cantabria (522).

Por debajo de ese umbral están Extremadura (470), Castilla-La Mancha (465), Madrid (310), Galicia (296), la Comunitat Valenciana (285) y Baleares (234).

Solo Canarias se sitúa por debajo de los 100, con 78, aunque se mantiene aún lejos de los 25 que se ha marcado el Gobierno como objetivo.

El total de pacientes COVID hospitalizados se mantiene por encima de los 20.000: actualmente hay 20.452, esto es un 16,54% de ocupación de las camas de estos centros. En el último día ha habido 1.520 ingresos. La comunidad con más casos es Andalucía (276), seguida de Catalunya (272), la Comunitat Valenciana (163), Castilla y León (159) y Madrid (150). El resto de regiones reportan menos de cien casos.

Asimismo, hay 3.156 enfermos de coronavirus que requieren de tratamiento en unidades de cuidados intensivos. Esto quiere decir que 32,80% de las camas de estas áreas están ocupadas únicamente por pacientes de esta patología. La mayoría de ellos se encuentra en Catalunya (633), Andalucía (523), Madrid (414), la Comunitat Valenciana (299), Castilla y León (240), Asturias (146), Euskadi y Castilla-La Mancha (130), Aragón (116), Galicia (106) y Murcia (100).

Por otro lado, también en las últimas 24 horas se ha dado de alta a 790 pacientes de coronavirus: 187 de ellos en Catalunya y 149 en Andalucía, las dos CCAA que tienen más de 100.

Este lunes la farmacéutica Moderna ha dado a conocer que la vacuna contra la COVID-19 en la que está trabajando tiene una eficacia de casi el 95% –del 94,5%–. Además, ha anunciado que podrá empezar a distribuirse a principios de 2021. Se trata de un cálculo basado en los resultados de su fase 3, probada en 95 pacientes infectados de coronavirus. Al comienzo del ensayo, la mitad de los 30.000 voluntarios recibieron la vacuna y la otra mitad un placebo, es decir, una inyección de agua con sal. De ellos, 95 contrajeron la enfermedad (11 de forma grave): cinco de los que habían sido vacunados y 90 de los que habían recibido la dosis salina.

La vacuna de Moderna, que costará unos 25 dólares (21 euros) según la farmacéutica, contará con 20 millones de dosis listas para enviarse a EEUU antes de que acabe 2020, pero no estará disponible hasta el próximo año a nivel mundial, donde espera expedir entre 500 y mil millones de dosis. 

Al margen de los progresos en las vacunas contra la COVID-19, en Navarra, el Gobierno regional ha aprobado por un mes más el cierre perimetral de la comunidad, al igual que otras restricciones que afectan a los aforos en reuniones y el toque de queda. No obstante, plantea reabrir la hostelería el 26 de noviembre.

El Gobierno foral ha decidido ampliar la prórroga de las medidas durante 30 días por la cercanía de los puentes locales, que comienzan el 29 de noviembre, con la festividad de San Saturnino en Pamplona, y que incluye el 3 de diciembre, Día de Navarra, además de los festivos nacionales del 6 y el 8 de diciembre, por el miedo a que “un relajamiento” en esas fechas pudiera provocar un repunte de los contagios a las puertas de la comunidad.

Go to Source

By |noviembre 16th, 2020|internet, technology, web|0 Comments

BBVA y Banco Sabadell confirman las negociaciones para fusionarse

BBVA y Banco Sabadell confirman las negociaciones para fusionarse

BBVA ha confirmado este lunes conversaciones con representantes de Banco de Sabadell, “con la autorización del Consejo de Administración”, para explorar una potencial fusión entre ambas entidades. Según ha informado la entidad que preside Carlos Torres, se ha comenzado ya el proceso de revisión recíproca de las cuentas, conocido como ‘due diligence’. La entidad catalana también ha confirmado al mercado esta operación. Ambas entidades han nombrado ya a sus asesores externos para acometer la negociación.

Tanto BBVA como Sabadell eran los dos nombres señalados por el sector y los analistas para convertirse en los protagonistas de la siguiente fusión en el sector bancario, una vez que se ha anunciado el acuerdo de Bankia y CaixaBank y las negociaciones entre Liberbank y Unicaja. BBVA ha informado en un hecho relevante la Comisión Nacional del Mercado de Valores que “se hace constar que no se ha tomado ninguna decisión en relación con esta potencial operación de fusión y que no existe certeza alguna de que se llegue a adoptar, en ese caso, sobre los términos y condiciones de una eventual operación”.

El banco había anunciado este mismo lunes, antes de la apertura de la Bolsa, la venta de su filial en EEUU por un importe que rondaba los 9.700 millones de euros. En la presentación con analistas que se ha hecho una vez abierto ya el mercado, la propia entidad apuntaba que este capital podría destinarse, además de a retribuir a los accionistas, a afrontar fusiones y adquisiciones en distintos mercados, entre ellos España. Estas declaraciones impulsaron automáticamente la cotización no solo de BBVA, sino también del Sabadell, que ha cerrado la jornada creciendo un 25%, por encima incluso de la entidad que preside Carlos Torres, que subió un 15%.

Durante los últimos meses, especialmente desde que se conocieron las negociaciones entre CaixaBank y Bankia para crear el mayor banco en España por volumen de activos, tanto BBVA como Sabadell han sido cuestionados en numerosos encuentros sobre la posibilidad de emprender alguna operación de concentración en España. El mensaje repetido desde ambas entidades reivindicaba la capacidad de ambas por continuar de manera independiente, aunque aseguraban estar atentas a “oportunidades” en el mercado. Esta oportunidad podría ser finalmente la unión de ambas. Según había avanzado El Confidencial minutos antes de que se publicaran sendos comunicados al mercado, BBVA está asesorada por JP Morgan, mientras que el Sabadell cuenta con el consejo de Goldman Sachs, a quien ya había contratado para explorar sus opciones financieras de cara a futuro.

De llegar a buen puerto la negociación entre BBVA y Sabadell, sería un nuevo paso en la concentración del sector bancario español. De las seis principales entidades que actualmente existen en España (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter) se pasaría a cuatro. A la que se sumaría una quinta con la unión de Unicaja y Liberbank.

Los supervisores, especialmente el BCE, habían urgido en los últimos meses a las entidades financieras a acometer un camino hacia la concentración. El objetivo es el de crear entidades más grandes que pudieran servirse de las economías de escala para acometer recortes de costes, especialmente en la red de oficinas y en el número de empleados. Al igual que ocurre en la unión de CaixaBank y Bankia, es por ello esperable que se acometiera en el perímetro de BBVA y Sabadell un recorte de la estructura.

Sabadell ya había comenzado en los últimos días a negociar con los sindicatos un plan de prejubilaciones y bajas que afectarían a 1.800 trabajadores de la entidad, aumentando la apuesta por los canales digitales y de teleasistencia frente a las oficinas físicas.

Go to Source

By |noviembre 16th, 2020|internet, technology, web|0 Comments

Pedro Sánchez, a los barones críticos que airean las discrepancias: "Tienen mi teléfono"

Pedro Sánchez, a los barones críticos que airean las discrepancias:

Pedro Sánchez ha mostrado este lunes su malestar con los barones del PSOE que han criticado al Gobierno por el acercamiento a EH Bildu para los Presupuestos Generales del Estado. El líder socialista ha afeado que dirigentes de su partido aireen públicamente las discrepancias desde que es secretario general y les ha invitado a dar su opinión en privado. “Tienen mi teléfono”, ha dicho durante la reunión de la Ejecutiva celebrada este lunes, según fuentes presentes, en la que ha defendido el camino que ha tomado el Ejecutivo para intentar aprobar las cuentas públicas y ha reclamado lealtad a los dirigentes socialistas. La confirmación del ‘sí’ de la izquierda abertzale la semana pasada a las puertas del debate de las enmiendas a la totalidad, que fue aplaudida de inmediato por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha contrariado a un sector del partido, entre ellos a presidentes autonómicos como Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara.

En la dirección socialista el único de los barones que tiene presencia por su cargo como presidente del Consejo de Política Federal es el extremeño, que fue precisamente el que abrió en esta ocasión el fuego contra el acuerdo con Bildu y consideró que es un “fracaso colectivo” que las cuentas dependan de la izquierda abertzale. Durante la reunión semipresencial de la Ejecutiva, Fernández Vara ha tratado de explicar que mostró su contrariedad por la “escenificación” que hizo Iglesias de ese posible acuerdo y también que en determinados territorios, como el suyo, a los socialistas les pasa factura ese acercamiento.

Sánchez, que ha lamentado que se critique la actuación de la dirección en los medios y ha recordado que también hubo mucho ruido con el pacto con ERC, ha defendido el proyecto que está llevando a cabo el Gobierno y las negociaciones para sacarlo adelante. En la reunión se ha producido un cierre de filas en torno a la estrategia del Gobierno y a la decisión defendida por Sánchez de interactuar con EH Bildu como un actor más del Parlamento en la misma línea que lo hizo su número dos, Adriana Lastra, en una entrevista en elDiario.es. “Que Bildu apoye los presupuestos, o los apoye Ciudadanos o los apoye ERC forma parte de la normalidad democrática de este país. Es un éxito de los demócratas españoles la derrota de ETA. Es un éxito de la democracia española que la izquierda abertzale esté en las instituciones haciendo política”.

Sánchez, que ha recibido el respaldo de la dirección socialista -algunos de los intervinientes han sido aún más duros contra los barones que han manifestado su malestar con la deriva del Gobierno, según las fuentes consultadas-, ha pedido a los suyos que respalden el proyecto independientemente de su territorio de procedencia y, sin citarles expresamente, ha lamentado que haya dirigentes territoriales que no celebren los “éxitos” del partido. En ese sentido, ha asegurado que él “siempre es del PSOE” frente a quienes se reivindican como “el PSOE de siempre” en una referencia a las críticas que ha recibido de socialistas clásicos, como Alfonso Guerra, que en una entrevista en La Hora de la 1 (TVE) ha asegurado que hay muchas personas en el partido que “muchos españoles y muchos socialistas tienen un nudo en la garganta” y están deseando gritar: “Con Bildu, no, tal y como decía el presidente del Gobierno”. Guerra se ha sido muy duro contra Sánchez y ha advertido de que cualquier entendimiento con EH Bildu es “absolutamente despreciable”.

“Las declaraciones del exvicepresidente Alfonso Guerra, como todas, las respetamos”, ha respondido el secretario de Organización, José Luis Ábalos, que ha deslizado que es un exdirigente que ya no está en política: “Las realidades son muy distintas las que nos toca a vivir a cada uno en un momento y también las responsabilidades son otras. Una vez uno puede tener más libertad a la hora de opinar o menos y también menos responsabilidades”. “Ha sido muy paciente. Se ha cansado de que hagan la tournée. Son unos desleales”, expresa uno de los dirigentes consultados sobre la intervención de Sánchez, que se ha referido sin citar a quienes han expuesto públicamente esas reticencias. Otras fuentes consultadas aseguran que Sánchez se mostró “firme” y determinado a que le queda mucho tiempo gobernando frente a quienes le cuestionan.

Otro de los dirigentes que expresó públicamente su malestar fue el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que aseguró que “lo de Bildu no tiene un pase”. Aunque con menos dureza que en el pasado dada su debilidad tras la derrota en las primarias y la posterior pérdida de la Junta de Andalucía, Susana Díaz también marcó distancias con Moncloa. “No comparto nada ni con Bildu ni con el señor Otegi”, respondió a preguntas de los periodistas sobre el acercamiento a la formación abertzale a la que exigió que “pida perdón a los españoles, algo que todavía no ha hecho en democracia”.

A pesar de su sintonía con la dirección, el presidente asturiano, Adrián Barbón, admitió en una entrevista en Onda Cero que “no es plato de buen gusto” pactar con EH Bildu y mostró confianza en que el Gobierno pueda cerrar un acuerdo con Ciudadanos, aunque descargó buena parte de la responsabilidad en el PP.

Aunque Sánchez tiene la determinación de seguir el camino emprendido para cerrar los presupuestos con los aliados de la investidura -lo que incluye “normalizar” la negociación con la izquierda abertzale-, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha intentado rebajar el acercamiento a EH BIldu: “No hay pacto”. “No hay pacto -ha reiterado Ábalos en una rueda de prensa tras la Ejecutiva del PSOE-. Lo que ha habido es una actitud de un grupo político que no se ha sumado a una enmienda a la totalidad”. El dirigente socialista ha explicado que por esa misma regla de tres se podría decir si “hay algún acuerdo de PP y JxCAT de Carles Puigdemont” por secundar conjuntamente las enmiendas a la totalidad. “No debe ser casualidad que se repitan tanto”, ha ironizado antes de rematar que “no cree que haya” un acuerdo en ese caso. 

“No hay ningún acuerdo más que estar en el debate de las enmiendas”, ha repetido el ministro, que ha asegurado que “normalizar” las conversaciones con EH Bildu en el ámbito parlamentario no obliga a que haya un acuerdo. “Será en las votaciones de las enmiendas respecto de las inversiones los gastos y los ingresos, que es donde se va a producir el acuerdo como con los demás grupos parlamentarios. Si le satisface el conjunto votaran sí o no pero eso no exige ningún acuerdo”, ha rematado Ábalos, que ha llegado a decir que “el Gobierno no puede renunciar a los votos de nadie”, que no existe siquiera “el mecanismo” para ello.

Ábalos ha asegurado que en el seno de la Ejecutiva se ha secundado la labor del Gobierno, aunque ha admitido que ha habido alguna intervención que ha cuestionado la “escenografía”, en referencia al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara. El ministro no ha querido entrar a valorar la actitud del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, respecto a la negociación con EH Bildu y se ha limitado respetar la “estrategia” de Unidas Podemos como fuerza política. Lo que sí ha asegurado es que ha hablado con los dirigentes territoriales que han cuestionado ese acercamiento. “He hablado con todos ellos y todos ellos han manifestado esa misma voluntad de saber que más allá de determinadas circunstancias entienden la realidad del país y no tienen ningún interés en ser utilizados contra este Gobierno y por quienes no quieren al Partido Socialista”. Para Ábalos, esa “utilización” es “reiterativa por parte de la derecha”.

Go to Source

By |noviembre 16th, 2020|internet, technology, web|0 Comments

Crisis en la UE: Hungría y Polonia toman de rehén el fondo de recuperación para intentar seguir saltándose el Estado de Derecho

Crisis en la UE: Hungría y Polonia toman de rehén el fondo de recuperación para intentar seguir saltándose el Estado de Derecho

La UE ha vuelto a entrar en crisis. El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán (Fidesz/PPE), ha cumplido su promesa de vetar el presupuesto de la Unión Europea 2021-27 de 1,074 billones y su fondo de recuperación de 750.000 millones a consecuencia del mecanismo que condiciona la financiación de fondos europeos a la adhesión de los Estados miembros al Estado de derecho. Y, con él, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki (del PiS, aliado de Vox).

Los representantes permanentes de los Estados miembros ante la UE se han reunido este lunes por la tarde para discutir el asunto con el veto sobre la mesa. “Si Hungría bloquea el acuerdo sobre el presupuesto y los recursos propios, entonces volveremos a estar en crisis”, ha reconocido una fuente diplomática: “Haremos balance y reflexionaremos sobre los próximos pasos con los líderes”. Este jueves hay un nuevo Consejo Europeo de jefes de Estado y de Gobierno.

“Los embajadores de la UE no han podido alcanzar la unanimidad necesaria para iniciar el procedimiento escrito debido a las reservas expresadas por dos Estados miembros”, ha anunciado la presidencia de turno alemana, en alusión a Hungría y Polonia.

A partir de ahora, habrá conversaciones a diferentes niveles con las partes involucradas; los ministros de Asuntos Europeos debatirán el tema este martes en el Consejo de Asuntos Generales y, por último los líderes en la cumbre por videoconferencia el jueves.

“En relación con el veto de Hungría al presupuesto de la UE, no ha sido Hungría la que ha cambiado de posición”, ha dicho portavoz del Gobierno de Orbán, Zoltan Kovacs, quien ha justificado: “Hungría ha vetado el presupuesto, como advirtió el primer ministro Orbán, porque no podemos apoyar el plan en su forma actual para vincular los criterios del Estado de Derecho a las decisiones presupuestarias. Es contrario a las conclusiones de la cumbre de julio”.

“Nuestra postura ha sido clara todo el tiempo. Antes de asistir al debate sobre el marco financiero y el fondo de recuperación, el primer ministro Orbán recibió un mandato del Parlamento húngaro sobre la dirección que debemos tomar. ¿Que un veto húngaro podría conducir a una crisis? Repito: el peso de la responsabilidad recae en quienes han dado lugar a esta situación a pesar de la postura bien articulada de Hungría”, ha dicho el portavoz de Orbán.

Los primeros ministros de Polonia y Hungría, Mateusz Morawiecki y Viktor Orbán, han enviado sendas cartas a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en las que insisten en su rechazo al acuerdo que vincula fondos europeos al Estado de Derecho.

Ni Hungría ni Polonia pueden vetar este mecanismo, pues se puede aprobar por mayoría cualificada, pero sí que pueden usarlo para bloquear el paquete completo, que incluye el presupuesto comunitario para los próximos siete años y el fondo de recuperación.

Morawiecki, que también ha mandado la carta a la presidencia de turno de la UE, la canciller alemana, Angela Merkel, defiende que “no puede aceptar” el mecanismo porque “conduce a una primacía de criterios políticos y arbitrarios”.

“Si se adopta el borrador elaborado por el Parlamento Europeo y la presidencia alemana que incorpora un mecanismo de condicionalidad y estado de derecho en el presupuesto de la UE, haremos de la UE una Unión Soviética”, ha dicho por su parte Orbán.

El presidente del Partido Popular Europeo, Donald Tusk, ha situado fuera de su familia política al partido de Orbán por este chantaje. No obstante, el partido Fidesz sigue siendo miembro del PPE, aunque suspendido temporalmente, por, entre otros, el PP de Pablo Casado, que hasta la fecha ha frenado la expulsión de la formación de Orbán tanto del grupo en el Parlamento Europeo como de la familia política. “Espero que nadie le siga protegiendo”, dice Tusk, en alusión al PP español y la CDU de Angela Merkel.

La investigadora del APR Forum Silvia Merler sugería este lunes una salida a la crisis que alguien más expresó en verano: sortear el bloqueo mediante la creación de una nueva institución por medio de un acuerdo intergubernamental, como fue el caso del MEDE. Así, sólo los participantes del acuerdo podrían tener acceso al fondo de recuperación y no dependerían del veto de ningún país y, también, se vería hasta qué punto el pulso de Budapest y Varsovia es real o un farol.

Una idea discutida por el investigador del Instituto Delors Lucas Guttenberg: “Una vez que entramos en territorio intergubernamental, nos metemos en el mismo lío que tenemos para el MEDE. Todos los gastos necesitarían la aprobación unánime, y en Alemania también por el Bundestag: el comité de presupuestos del Bundestag tuvo que regresar del receso de verano por 25 millones para Grecia (sí, con una m). Además, se perderían otros beneficios: activo seguro de la UE, incertidumbre sobre quién paga cuánto porque el plan actual es financiarlo con cargo al presupuesto de la UE, etc. Para el Instrumento de Recuperación, todavía hay tiempo suficiente hasta el próximo verano para ratificar la Decisión sobre Recursos Propios antes de que los fondos fluyan de todos modos. Y Orbán y Kaczynski claramente no son los únicos con influencia aquí”.

Go to Source

By |noviembre 16th, 2020|internet, technology, web|0 Comments

¿Qué supone la vacuna de Moderna para la lucha contra la Covid-19?

¿Qué supone la vacuna de Moderna para la lucha contra la Covid-19?

A medida que se dan a conocer los primeros resultados prometedores de un segundo ensayo de la vacuna, echamos un vistazo a lo que esto podría significar en la batalla contra la COVID-19.

Se han publicado los primeros resultados de la fase 3 de los ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 de la compañía estadounidense Moderna. Estos ensayos se llevan a cabo en humanos para evaluar la seguridad y la eficacia de la vacuna. En el ensayo de Moderna participaron más de 30.000 personas en EEUU divididas en dos grupos: a uno se le administraba dos dosis de la vacuna y al otro se le daba un placebo.

Los nuevos hallazgos son muy prometedores. Basándose en los datos de 95 participantes con casos confirmados de COVID al menos dos semanas después de recibir la segunda dosis de la vacuna, los investigadores informan de que esta tiene una eficacia del 94.5%. En otras palabras, 90 de los casos se dieron entre participantes que habían recibido el placebo y sólo cinco casos ocurrieron entre los que recibieron la vacuna.

Cuando el equipo analizó en detalle los 11 casos graves detectados en el grupo, encontró que todos ellos se habían dado entre los que habían recibido el placebo.

Además, los investigadores dicen que la vacuna no ha planteado ninguna preocupación significativa en materia de seguridad –entre los principales efectos secundarios está el dolor en el lugar de la inyección en la primera dosis y dolor de cabeza, fatiga y dolor en los músculos tras la segunda dosis–. “Estos efectos secundarios fueron generalmente de corta duración”, señalan los investigadores.

Al igual que la vacuna de Pfizer/BioNTech, que la semana pasada reveló una eficacia del 90% contra la COVID-19, la vacuna de Moderna se basa en la introducción de material genético –conocido como ARNm– en el cuerpo humano y el cual lleva instrucciones para fabricar las “proteínas de espiga” que se encuentran en el exterior del coronavirus y que son cruciales para permitir que el virus entre en las células humanas.

Cuando este ARNm se introduce en el cuerpo, la maquinaria de fabricación de proteínas dentro de las células humanas produce en masa las proteínas de espiga. Estas proteínas se muestran en el exterior de las células, desencadenando así la respuesta inmunológica del cuerpo.

Contrariamente a lo que afirman algunos antivacunas, el ARNm viral no puede alterar nuestros genes. Tanto la vacuna Moderna como la Pfizer/BioNTech requieren dos dosis suministradas con unas pocas semanas de diferencia.

Los últimos hallazgos son causa de emoción en varios niveles. La alta eficacia apoya los hallazgos de los ensayos de Pfizer/BioNTech, añadiendo más pruebas de que las vacunas de ARNm funcionan bien contra la COVID-19.

Los nuevos resultados también ofrecen pruebas de que las vacunas que desencadenan una respuesta inmunológica basada en las proteínas con forma de espiga funcionan: esto es importante porque otras vacunas en desarrollo también se basan en esta estrategia. Por ejemplo, la vacuna de AstraZeneca/Oxford utiliza un virus del resfriado del chimpancé que ha sido modificado para que no pueda causar una infección y poder llevar la secuencia genética de las proteínas de espiga del coronavirus a las células humanas.

Al igual que con Pfizer/BioNTech, el equipo de Moderna tiene mucho interés en señalar que los casos de COVID-19 se dieron entre participantes de diferentes edades y grupos étnicos. Esto es importante porque numerosos estudios han encontrado que las personas mayores o de determinados grupos étnicos tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Sin embargo, como los resultados de la semana pasada, los nuevos hallazgos aún no han sido revisados por otros expertos de la materia y el ensayo aún no ha terminado. Entre las preguntas pendientes, no está claro cuánto tiempo puede durar la protección de la vacuna.

Y, una vez más, los detalles siguen siendo escasos, lo que significa que no está claro si la vacuna evita que las personas se infecten con el coronavirus y lo transmitan o si sólo evita que las personas desarrollen síntomas de COVID-19. De acuerdo con el protocolo del ensayo, los participantes debían mostrar síntomas y un resultado positivo en la prueba para ser considerados un “caso confirmado”.

Aunque ambas se basan en el mismo enfoque, hay algunas diferencias importantes. Mientras que la vacuna Pfizer/BioNTech debe ser almacenada a -80ºC –un requisito que conlleva serios desafíos logísticos– los investigadores dicen que la vacuna Moderna es estable durante 30 días a temperaturas de entre 2ºC y 8ºC. Esto significa que la vacuna puede ser almacenada en un refrigerador estándar, una ventaja importante a la hora de llevar la vacuna a la población.

En caso de que la vacuna Moderna necesite ser almacenada por más tiempo, el equipo dice que puede durar seis meses a -20ºC. A temperatura ambiente la vacuna se mantiene durante 12 horas.

Moderna ha dicho que tiene planeado solicitar una Autorización de Uso de Emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) a la Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) en las próximas semanas y ha agregado que para finales de año espera tener 20 millones de dosis de la vacuna listas para ser enviadas a Estados Unidos. Moderna ya ha comenzado a enviar datos a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (MHRA). Sin embargo, en la actualidad la de Moderna no está entre las distintas vacunas contra la COVID-19 de las que el Reino Unido ha asegurado dosis, en caso de que sean efectivas.

Go to Source

By |noviembre 16th, 2020|internet, technology, web|0 Comments

La fundación que pagaba los gastos del rey recibió 6,5 millones de euros en Suiza a través de transferencias anónimas

La fundación que pagaba los gastos del rey recibió 6,5 millones de euros en Suiza a través de transferencias anónimas

La Fundación Zagatka, que pagaba parte de los gastos del rey Juan Carlos y que estaba gestionada por su primo, Álvaro de Orleans, recibió en sus cuentas en Suiza 6,5 millones de euros a través de cinco transferencias de origen anónimo. Según publica este lunes El Confidencial, se trató de un ingreso de 5,5 millones de euros y otros cuatro de 250.000, efectuados en el año 2008 a la cuenta de la fundación en el Credit Suisse.

Las transferencias únicamente aclaraban que se trataba de una “bonificación” como resultado de la “orden de un cliente”. A pesar de ello, el banco Suizo nunca investigó su origen. Según la información, las transferencias se producían en momentos en los que la cuenta de la fundación Zagatka estaba a punto de entrar en números rojos.

La más cuantiosa se produjo el 11 de diciembre de 2008 y ascendió a 5,5 millones de euros. Arturo Fasana, uno de los gestores del dinero del rey y que fue que investigado por blanqueo en la trama Gürtel (aunque no se le llegó a juzgar), empleó días más tarde ese dinero para comprar acciones en bolsa.

Zagatka es una fundación offshore que habría servido durante años para pagar gastos del rey emérito. El gestor de esa entidad es Álvaro de Orleans, primo del rey, y que ha reconocido que se encargaba de sufragar viajes del rey Juan Carlos. La expareja del rey, Corinna Larsen, aseguró en una de las conversaciones con José Manuel Villarejo que el primo del rey era quien manejaba todo el dinero y le llegó a definir como “un banco”.

El pasado mes de marzo se desveló que en esa fundación también aparecía Felipe VI como beneficiario, tras lo cual renunció a su herencia y quitó la asignación constitucional a su padre.

El rey se enfrenta actualmente a tres investigaciones judiciales derivadas de sus movimientos de dinero. Una primera, a punto de archivarse, sobre los 65 millones de euros que recibió e Suiza; la segunda, que ahonda en el uso de unas tarjetas de crédito opacas con fondos que presuntamente pagaba un empresario mexicano; la tercera, la más reciente y de la que menos se sabe, investiga al monarca tras una alerta de la oficina que rastrea el blanqueo de capitales.

Go to Source

By |noviembre 16th, 2020|internet, technology, web|0 Comments

Corinna aseguró a Villarejo que el entorno del rey emérito le proporcionó hormonas femeninas "para dejarlo sin fuerza"

Corinna aseguró a Villarejo que el entorno del rey emérito le proporcionó hormonas femeninas

La examante del rey Corinna Larsen y el polémico excomisario José Manuel Villarejo, hoy en prisión acusado de dirigir una organización criminal mientras estaba en activo, generaron durante meses una estrecha relación donde la mujer le iba contando algunos de los secretos de la corona que su interlocutor grababa para engrosar su inacabable archivo sonoro, que incluye conversaciones con otros comisarios, directivos del IBEX 35 y diferentes personalidades políticas.

En esas citas se abordaba un tema recurrente: los presuntos movimientos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) contra la que había sido pareja del monarca. En una de esas conversaciones en las que la comisionista alemana describe supuestas maniobras de los servicios secretos y del entorno del rey contra ella, asegura a Villarejo que tiene constancia de que a Juan Carlos lo han estado medicando con hormonas femeninas “para quitarle la fuerza”. “Le han quitado todo, ni podía estar con una mujer ni nada […] Y claro, se ha puesto en una depresión horrible, y después, pues mejor, mejor manipular la persona”, cuenta en un momento dado Corinna al comisario, a quien explica que no se trata de una mera suposición suya sino que estas prácticas las ha detectado un médico francés.

La empresaria alemana sostiene además en esa misma charla que al rey le han estado proporcionando una cantidad excesiva de somníferos desde que fue operado del tumor en 2011 –cuando aún ejercía la Jefatura del Estado que no dejó hasta su abdicación en 2014– pero no atribuye a nadie en concreto esas prácticas, aunque en varias ocasiones se refiere a que era el entorno de Juan Carlos I el que lo quería tener controlado. Dentro de ese círculo, que sí acota, alude a la familia Fanjul, unos empresarios cubanos de ascendencia española con muy buena relación con el monarca, y a Félix Sanz Roldán, exdirector del CNI, a quien sitúa constantemente detrás de las acciones para que Juan Carlos y ella rompieran su relación en un momento en el que el rey emérito habría comunicado a algunos de sus íntimos su intención de separarse para emprender una nueva vida con su amante tras la abdicación.

La conversación, como otras en que Larsen aludió a la fortuna en Suiza y que se demostraron ciertas, fue grabada por Villarejo y está transcrita en un informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía al que ha tenido acceso elDiario.es. Los agentes fechan la cita en 2016, sin especificar ni el mes ni el día. El documento policial se remató el 14 de septiembre de 2020 y fue entregado al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que investigaba en esa pieza del caso Villarejo si Corinna Larsen había contratado al expolicía para espiar a una empleada de su servicio y comprobar si colaboraba con los servicios secretos españoles para pasarles información. La pieza ha sido archivada por falta de indicios de que ese encargo se materializase.

El encuentro con Villarejo –que se celebra un día por determinar de 2016– ocurre en Londres, residencia habitual de Corinna Larsen. Y como en anteriores reuniones grabadas se abordan las presuntas maniobras del CNI contra la expareja del rey para alejarlo de su amante. La tesis de los dos interlocutores, Larsen y el polémico comisario que acude como siempre con su grabadora, es que los servicios secretos españoles han estado demasiado preocupados por proteger a Juan Carlos I y en esa tarea han puesto el foco en la propia Corinna como supuesto origen de todos los males del monarca. Lo que sigue es un primer extracto de la conversación que figura en el informe policial, al que ha tenido acceso elDiario.es.

Corinna: Son como una banda de ¿sabes? de, de, de delincuentes. Porque hacen cosas que son…

Villarejo: ¡De torpes! Sobre todo… bueno, ten en cuenta que, digamos que los países, por sus intereses pueden hacer cuestiones, pero ellos el problema es que ellos han estado demasiado tiempo solamente preocupados de, de “El Señor”, digamos ¿no?

Corinna: Sí

Villarejo: Y, los intereses de España los han confundido con los intereses del Señor…

Corinna: Sí

Villarejo: … y ese es el error (hablan a la vez) ese es el grave error.

Corinna: El grave error. El otro error es, es, han pensado durante mucho tiempo de ponerme a mí la X…

Villarejo: Culpable, sí.

Corinna lamenta en ese tramo de la charla que en España se le esté señalando a ella como la razón por la que el rey ha llevado a cabo un sinfín de comportamientos irregulares.

“¿Has visto ahora? Se comporta de la misma manera, continúa exactamente igual como los últimos cuarenta años, es que no tiene nada que ver con ninguna mujer…”, le dice a Villarejo para hacer ver que nada ha cambiado en el rey emérito desde que se rompió su relación.

“Es su manera de actuar, porque, bueno, vino en un momento muy importante de la vida española y se aprovechó, yo creo, que demasiado”, contesta el excomisario.

Villarejo insiste en que determinadas prácticas del rey tienen que ver con “la impunidad que le han dado las leyes”; Corinna apunta que en todo caso las actitudes de Juan Carlos I no pueden atribuirse a que tenga una mujer u otra a su lado —”Ni la una ni la otra, ni la tercera, ni la última, ni la primera (se ríe)”— y pone como ejemplo los viajes “con los Fanjul”, en referencia a la familia de millonarios de origen cubano asentados en República Dominicana. Pepe Fanjul es uno de los mejores amigos de Juan Carlos I.

En ese punto de la charla, grabada hace cuatro años, Villarejo asegura que el emérito todavía tiene una “cierta tensión emocional” con Corinna, y que hace comentarios sobre ella cuando “se deprime”, algo que, según el excomisario, le ocurre “con mucha frecuencia”. Él asegura que cae en ese estado a pesar de los intentos por animarle de los Fanjul y del entonces director del CNI, Féliz Sanz Roldán, al que se refieren como ‘El Troll’.

Lo que sigue es otro extracto del informe policial en poder del juez que resume la conversación.

Villarejo: … y por muchas jovencitas que le traigan los Fanjul y tal y cual, no solamente no puede hacer nada, sino que además, bueno, además el Troll [el comisario se refiere así al exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán] lo lleva con periodistas jovencitas y tal…

Corinna: No funciona…

Villarejo: Y, y las periodistas luego…algunas son famosas, luego, luego hacen comentarios jocosos ¿no? Porque dicen “pero que hacen estos dos viejos y tal, con un traje tirándome los tejos…” “Ay qué guapa eres, no sé qué…” por favor…claro, una, una chica con treinta años y unos señores [hablan a la vez].

Corinna: [Ininteligible] Un poco de dignidad.

Ambos hablan sin rodeos de la relación del rey y Corinna, y ésta comenta que a pesar de que hubo un tiempo en que siempre estuvo a su lado, llegó un día en que ella se vio obligada a apartarse: “Ha llegado un momento que han hecho juegos tan sucios que yo tenía que salir del juego porque yo no controlaba nada”.

Larsen menciona en ese punto supuestas maniobras de Sanz Roldán y del entorno del rey, en el que se cita expresamente a la familia Fanjul, para tener “controlado” al emérito. De los empresarios cubanos dice que lo manipulan, y lo utilizan para “enseñarlo” en distintos foros y presumir de que Juan Carlos I es su amigo. Se valen, dice, de que está “confundido”. Es ahí cuando Corinna asegura que al rey lo estaban medicando en exceso, dándole muchos somníferos, y que eso empezó en 2011, cuando todavía ejercía como jefe de Estado y se le operó de un tumor.

Pero Corinna no solo alude a un exceso de somníferos. También cuenta a Villarejo que al rey le han estado proporcionando hormonas femeninas, algo que según ella ha comprobado un médico francés que también trató al expresidente de Francia Jacques Chirac. La examante del rey afirma que en Francia se ha analizado la medicación de Juan Carlos y se ha detectado que le han “puesto un montón de hormonas femeninas para quitarle la fuerza”. “Para quitarle testosterona y todo eso”. “Le han quitado todo, ni podía estar con una mujer ni nada, le han puesto el cierro [así lo transcribe el informe policial, aunque fuentes que han escuchado la grabación sostienen que en realidad Larsen dice ‘le han puesto a cero’] ¿no? Y claro, se ha puesto en una depresión horrible, y después, pues mejor, mejor manipular la persona ¿no?”, comenta a continuación la expareja del rey.

Villarejo: Muy maquiavélico y…

Corinna: …muy sucio…

Villarejo: …y muy miserable.

Corinna: …muy, muy…

Villarejo: Totalmente de acuerdo.

Corinna: …muy horrible…A mí, a mí me da mucha pena porque él no merece…

Villarejo: Totalmente.

Corinna: …esto, él no lo merece. Es, ha sido, vamos, una falta de respeto, una falta de humanidad, en mi opinión, total.

Villarejo: Total.

Corinna: Han visto su oportunidad de hacerlo y lo han hecho.

Villarejo: Sí, porque para ellos es más importante el control, el poder, el manejar que la verdadera salud mental y física de su Rey, es alucinante pero son así (hablan a la vez) ese tipo de personaje…

Villarejo y Corinna no llegan a atribuir esas maniobras a una persona con nombre y apellidos, pero hablan de “una armada de gente”, que rodea al rey emérito, a la que acusan de haber filtrado el incidente en Botswana para romper la relación de la aristócrata alemana con Juan Carlos I. No implican directamente a nadie, pero a continuación ambos expresan su deseo de que se destituya a Sanz Roldán al frente del CNI. “Es un peligro para mucha gente”, concluye Corinna. Este medio se ha puesto en contacto con el CNI, que ha declinado hacer comentarios.

El informe de Asuntos Internos que extracta esa conversación forma parte de la línea de investigación abierta en la Audiencia Nacional sobre los supuestos encargos que Larsen hizo a Villarejo, en prisión provisional desde hace tres años por graves delitos. El juez acordó el pasado 28 de octubre el archivo de esta pieza separada dentro del caso Villarejo —denominada Carol, por el nombre con el que el policía se refería a Larsen en sus archivos— al no encontrar “elementos suficientes que permitan sostener la comisión de delitos de cohecho ni de descubrimiento de secretos”.

La investigación, que se archivó una primera vez en 2018, fue reabierta el pasado verano después de que aparecieran unas nuevas grabaciones que apuntaban a un supuesto encargo de Larsen para que investigara a una mujer llamada Noelia M., una empleada de “mucha confianza” de la que sospechaba que estaba filtrando datos suyos de índole privada al CNI.

Según las conversaciones recogidas en este informe, el comisario se ofrece a investigar a esta mujer y a “chequear” su teléfono y le dice que tiene un equipo a su “disposición”. Aunque en las conversaciones analizadas Larsen no hace al policía ninguna propuesta formal de colaboración y tampoco hablan de contraprestaciones económicas, sí le facilita datos personales de su empleada, como su lugar y fecha de nacimiento, su número de teléfono, su dirección de email e incluso información sobre su situación sentimental. En ese momento esta mujer tenía una relación con un hombre de Bangladesh, algo que los dos interlocutores califican de “muy extraño”.

En varios momentos de la charla, el comisario intenta hacer ver a Larsen que su asistenta estaría colaborando con el CNI. “La han captado, no hay duda”, llega a decir, e incluso le pide que la use “para desinformar”. “Tienes una línea directa en vena, es lo que se llama chute en vena. Te ahorras buscar la fórmula de cómo mandar mensajes equivocados”, le dice el comisario. “Exacto, exacto”, responde la examante de Juan Carlos, si bien no parece estar del todo convencida y dice que lo que va a hacer es “limitarle el acceso a todo” durante un tiempo, pero sin que ella se de cuenta porque fue la niñera de su hijo y éste tiene una gran vinculación emocional con ella.

El informe policial, que concluye que “no se ha localizado entre la documentación intervenida información o datos que confirmen que dicho encargo haya sido ejecutado”, fue utilizado por las defensas de Larsen y Villarejo para pedir el archivo de esta causa. También la Fiscalía Anticorrupción solicitó el cierre de esta investigación por falta de indicios de que el comisario llegara a realizar el encargo.

El informe de Asuntos Internos, que también recoge anotaciones manuscritas del comisario sobre sus citas con la empresaria, confirma que en los ficheros policiales no se realizaron consultas relativas a la empleada de Larsen entre el 7 de octubre de 2016 y el 3 de noviembre de 2017 y que únicamente se registró en el fichero ADDNIFIL —desde el que se gestionan los DNI—  una consulta por parte de una persona que no pertenece a la Policía. Estos elementos llevaron al juez a “descartar cualquier acción encaminada a la obtención ilícita de información”, indica en el auto en el que decreta el archivo.

La relación entre Villarejo y la examante del emérito se remonta a junio de 2015, cuando el comisario viajó por primera vez a Londres a entrevistarse con ella en presencia de Juan Villalonga, expresidente de Telefónica y amigo de ambos. La examante del rey asegura que buscaba ayuda y que el policía le mostró un supuesto “informe interno del CNI” sobre el plan para acusarla. El viaje se produjo cuando Villarejo todavía estaba destinado en la Dirección Adjunta Operativa de la Policía y habían comenzado a emerger las informaciones sobre sus negocios paralelos y su implicación en tramas delictivas.

Larsen siempre ha defendido la existencia de una operación del servicio secreto español para que rompiera su relación con el monarca, donde asegura que la consideran una “amenaza” por los “secretos de Estado” que conoce por la relación que mantuvieron durante años. De hecho, en abril de 2019 registró un acta notarial en la que describe y aporta documentación sobre las presiones que habría recibido de Sanz Roldán con conocimiento y autorización de Juan Carlos I. “El Rey Emérito también me dijo que General Roldán estaba coordinando la operación. La participación combinada de antiguos mercenarios en una operación coordinada por el jefe del servicio secreto me puso muy nerviosa”, recoge ese documento.

El episodio central de su denuncia es un supuesto asalto a su casa y su despacho profesional en Mónaco por parte de una empresa de seguridad mientras ella estaba de viaje. El argumento que recibió la mujer de parte de su expareja y del propio Sanz Roldán, según cuenta, es que querían garantizar su seguridad. Pero ella cree que se trató de una operación encubierta orquestada por el CNI. “El verdadero propósito, como se hizo evidente más tarde, era utilizar a la empresa de seguridad de Mónaco como tapadera para que el equipo de inteligencia española pudiera acceder a mi hogar y oficina y llevarse los documentos y otras pruebas”.

En mayo de 2012, el rey emérito habría adelantado a Corinna Larsen que el director del CNI viajaría a Londres a reunirse con ella, como así ocurrió el 5 de ese mes. La empresaria entendió aquel encuentro de una hora en el hotel The Connaught como una amenaza. El general le dijo que para garantizar su seguridad y la de sus hijos debería seguir sus instrucciones, incluida la de no hablar con la prensa, siempre según la versión de Larsen, que ha amenazado con llevar a Juan Carlos I y Sanz Roldán ante la Justicia londinense por amenazas. Este verano, en una entrevista en la BBC, dejó caer que tendría mensajes del emérito que probarían que conoció el supuesto asalto a su casa de Mónaco aunque el monarca lo justificó en que era para protegerla de los paparazzi.

A Larsen y Villarejo les une su enconado enfrentamiento con el CNI. El comisario responsabiliza de su caída en desgracia a Sanz Roldán, al que retrata como un tipo “pernicioso, acomplejado, mezquino” que tiene a ambos entre sus “obsesiones”. “Es muy mezquino”, responde la empresaria, ante la que Villarejo intenta mostrarse como protector en la misma conversación. “Lo estarás sufriendo probablemente cada vez menos, porque, insisto, el troll, no es miedo, a mí me tiene pánico, no sé por qué. Y él piensa que yo te estoy protegiendo, que estoy esperando que vuelvan a cometer un error para detenerlos en el extranjero”, dice el policía.

Pero la animadversión al jefe de los espías no es lo único que une a ambos interlocutores. Las conversaciones recogidas en el informe policial también revelan la buena sintonía que existe entre ambos en el plano de los negocios. Villarejo, que se define a sí mismo como “buen estratega” por haber trabajado muchos años en “temas de inteligencia” y presume de estar “haciendo cosas” con varios lobbies “vinculados a los Clinton”, insiste en que Larsen le recomiende a sus amigos. “Tú les dices: mis compliance son el grupo CENYT, de Torre Picasso, planta nueve”.

En esa oficina situada en el centro financiero de Madrid, el comisario creó una estructura societaria con la que ganó cientos de miles de euros ofreciendo a sus clientes —entre ellos empresas del Ibex y bancos— campañas de intoxiación contra terceros, sabotaje o blanqueo de capitales mientras era un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía destinado en el corazón de la seguridad del Estado. Desde noviembre de 2017, está en prisión acusado de dirigir una organización criminal.

Go to Source

By |noviembre 16th, 2020|internet, technology, web|0 Comments

Tres semanas después del estado de alarma la situación de la pandemia muestra que hay que activar el confinamiento domiciliario

Tres semanas después del estado de alarma la situación de la pandemia muestra que hay que activar el confinamiento domiciliario

Cuando se cumplen tres semanas de la entrada en vigor del actual estado de alarma, la situación de la pandemia por la COVID-19 en España dista mucho de estar bajo control. Los avances conseguidos no permiten aún ningún optimismo. En nada ayuda plantear que hay una “estabilización” cuando ello no define correctamente la situación, ya que tenemos claros signos de agravamiento en una parte considerable del territorio y hay un deterioro en múltiples indicadores tanto de la situación epidemiológica como de la presión asistencial por el aluvión de casos que se está produciendo.

Durante estas tres semanas algunas comunidades y ciudades autónomas solicitaron justificadamente el respaldo jurídico de un estado de alarma modificado para poner en marcha confinamientos domiciliarios y otras medidas contundentes más allá del toque de queda y de los cierres perimetrales, tal como lo han hecho varios países de la Unión Europea, el Reino Unido e Israel.

Sin embargo, el Gobierno no ha aceptado sus peticiones y las ha dejado maniatadas. Algunas de ellas han tenido que enfrentar el agravamiento de la situación sin poder actuar como habían considerado necesario hacer. Esto les ha situado en escenarios mucho peores que los que enfrentaban hace quince días, no solo con un crecimiento de la incidencia sino también con una elevación de la presión asistencial sumamente peligrosa. Es por eso que no se puede hablar de “estabilización” de la situación epidemiológica del país sin cometer el error de amplificar sesgadamente una pequeña parte del cuadro actual de la situación.

A las voces autonómicas que originalmente plantearon la necesidad de un confinamiento domiciliario se ha sumado el clamor de un número creciente de CCAA como Castilla y León, el País Vasco, Navarra y Andalucía, que han expresado que no ven otra alternativa que actuar con contundencia y contar con el apoyo del Gobierno central para poder adoptar esta medida. Impotentes, incluso han pedido a sus poblaciones un confinamiento voluntario.

En nuestra opinión, el único camino correcto es un nuevo estado de alarma o la revisión del actual. Prolongar la espera tendría un alto coste en sufrimiento, en disrupción del sistema asistencial y en fallecimientos que se podrían evitar. Y probablemente también un mayor impacto negativo en la economía que lo que tendría un confinamiento domiciliario de corta duración.

Veamos la evidencia epidemiológica que avala esta afirmación.

Primero. La incidencia acumulada promedio en los últimos catorce días (498) es hoy un 37% superior a la que había hace tres semanas (361), cuando se decretó el actual estado de alarma. En las últimas tres semanas ha habido 412.459 casos nuevos en toda España. Ahora, doce comunidades y las dos ciudades autónomas tienen una incidencia superior a la media nacional. Además, el elevado número de casos, que asciende a 234.238 en los últimos quince días, así como el estancamiento en las cifras de positividad de las pruebas diagnósticas realizadas, que se mantiene entre un 12% y un 13% y no desciende hasta el umbral fijado por la OMS de 5%, nos muestran que hay una amplísima circulación del virus con una notable transmisión comunitaria. Si hace un mes había 9.000 casos diarios, actualmente son 20.000.

Segundo. A pesar de que en los últimos días se aprecia una leve disminución de la incidencia en varias comunidades, hay que señalar que todas las provincias españolas (salvo Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Ourense) superan hoy la incidencia acumulada correspondiente al mayor nivel de alerta (250 casos por cada 100.000 habitantes en catorce días). En 20 de ellas la incidencia acumulada está por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes, y en otras 12 se superan los 800, cifras que solo pueden calificarse de extremas y altamente preocupantes.

Tercero. Si se comparan los datos de la fecha en el que se adoptó el estado de alarma con los publicados el 13 de noviembre, solo dos comunidades presentan una disminución de la incidencia (Madrid y Navarra, que habían adoptado ya restricciones importantes en fechas anteriores). Por su parte, Canarias ha mantenido estables sus relativamente bajas cifras de incidencia. Sin embargo, en las catorce comunidades y las dos ciudades autónomas restantes la incidencia ha seguido creciendo o se ha estancado. Peor que eso, Baleares, Cantabria, Comunidad Valenciana y Ceuta han duplicado la incidencia en estas últimas tres semanas, mientras Asturias y Murcia se han quedado al borde de duplicarla.

Cuarto. La presión asistencial en hospitalización general y en las unidades de cuidados intensivos es también más alta. La media nacional en estas tres semanas ha pasado del 12,11% de camas y el 22,48 % de UCI ocupadas por pacientes COVID al 16,5% y 31,75% respectivamente. Ocho comunidades y ciudades autónomas tienen cifras de ocupación de UCI por pacientes COVID-19 superiores al 40 por ciento. Hay situaciones de presión hospitalaria y en unidades de cuidados intensivos que son extremadamente preocupantes, como sucede por ejemplo en Granada, Burgos, el Principado de Asturias, Aragón, La Rioja y el resto de Castilla y León.

Quinto. La suspensión de actividades asistenciales rutinarias en centros de salud y hospitales aumenta el número de enfermos no COVID que se atienden inadecuadamente, lo que contribuye al exceso de mortalidad por todas las causas. Además, en estas tres semanas se han diagnosticado 10.027 casos de COVID-19 en personal sanitario.

Sexto. El número de personas fallecidas en las últimas tres semanas es de 6.017, con una media de 286 muertes diarias y a ello se suma el hecho de que se ha observado un porcentaje creciente de mortalidad excesiva en este mismo periodo tanto por COVID-19 como por otras causas.

Este es el balance de las primeras tres semanas de aplicación de las medidas contempladas en el actual estado de alarma más las medidas adicionales adoptadas por las comunidades autónomas. Nos parecen razón suficiente para rectificar el rumbo, asumir la necesidad de un estado de alarma modificado que permita medidas más contundentes y dar el giro de timón necesario para librar los escollos que enfrentamos en estos momentos.

Si se consideran en conjunto, las medidas hasta ahora adoptadas suponen un abanico de restricciones que afectan de manera relevante a la vida social y a la actividad económica general, con especial impacto en la hostelería, la restauración y el pequeño comercio. Pero la estrategia adoptada durante estas tres semanas ha producido hasta ahora unos resultados insuficientes en materia sanitaria y una afectación económica y social importante. Y ello porque, al haber renunciado a medidas más tajantes ha dejado abiertos numerosos espacios a la interacción social (en las calles, en el transporte público, en los entornos laborales, escolares y universitarios, y en los hogares), que probablemente explican las elevadas incidencias que seguimos teniendo.

A ello hay que añadir el impacto cada vez mayor y más preocupante de la incidencia de casos en personas mayores internadas en residencias asistidas que, también, incide en mayor mortalidad y que reclama un refuerzo de las medidas de prevención y control con un plan específico que asegure la detección precoz tanto en los profesionales de las residencias, como en las personas ingresadas en ellas.

Por todo lo anterior, parece razonable pensar que, con la estrategia actual, la consecución del objetivo propuesto por el presidente del Gobierno de doblegar la curva hasta alcanzar la cifra de incidencia acumulada de 14 días de los 25 casos por 100.000 habitantes requerirá un esfuerzo de larga duración y tendrá un alto impacto en la economía y en la salud. Se trata de un plazo que puede alargarse varios meses y que tendría un coste elevado en términos de mortalidad evitable. Sobre todo, aunque no solamente, entre las personas mayores que viven en residencias sociales, un colectivo en el que la mortalidad está aumentando de forma continuada.

Además, la excesiva duración de ese periodo, y el incierto y en todo caso fluctuante resultado, aumentarían la probabilidad de que se generalizase una sensación de fatiga entre la ciudadanía que podría promover una desconfianza y desafección crecientes respecto a las medidas de autoprotección y de salud pública promovidas por las autoridades. Y todo ello sin considerar la fatiga y el impacto que ya está teniendo (y seguiría teniendo) sobre los profesionales sanitarios que día a día atienden situaciones que saben que, al menos en parte, podrían y deberían haberse evitado.

Los profesionales sanitarios sufren una enorme presión asistencial que compromete en muchos casos la calidad de la respuesta, la seguridad de los pacientes y su propia seguridad con nuevos contagios en sus filas, y conocen bien el impacto que todo ello está teniendo en otras patologías por la desprogramación de actividades causada por la enorme presión asistencial de la COVID-19.

Por último, hay que tener en cuenta la fatiga y el impacto de las medidas hoy en marcha sobre numerosos sectores económicos, los cuales presionan y seguirán presionando para levantar parte o todas las restricciones de cara a fechas tradicionalmente favorables a la actividad económica (puente de la Constitución y fiestas navideñas), con el consiguiente riesgo de nuevos rebrotes. En este escenario, el riesgo de iniciar una tercera ola durante el mes de enero sería algo más que una mera probabilidad.

La gravedad del panorama epidemiológico descrito y las incertidumbres que nos ofrece la estrategia seguida hasta ahora deberían llevar a que la autoridad sanitaria del Estado brindase apoyo a la petición ya realizada por diversas autoridades autonómicas para decretar medidas de confinamiento domiciliario y restricción de actividades económicas no esenciales, que permitirían hacer frente a la evolución de la pandemia con mayores garantías de éxito. Es decir, con un mayor impacto positivo en la salud y un menor impacto negativo en la economía.

Consideramos que sería poco probable que los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados negasen un estado de alarma con la opción de decretar confinamientos domiciliarios en aquellos ámbitos territoriales en los que las autoridades autonómicas lo considerasen necesario. Máxime, si siguiendo la propuesta realizada en agosto por el presidente del Gobierno, comparecen para defender la medida en la tribuna del Congreso los presidentes de las comunidades que se han manifestado partidarios de esa decisión.

Seguir esperando y, con ello, propiciar la consiguiente inacción no tienen justificación desde el punto de vista de la salud pública, a la vista de los datos presentados más arriba. Además, ejemplos como el de Israel e Irlanda han mostrado que confinamientos cortos pero contundentes ha logrado doblegar la curva.

Sobrevalorar los descensos conseguidos llevaría a situarnos en una especie de “profecía autocumplida” según la cual las medidas aplicadas eran las adecuadas y no había necesidad de modificarlas. Pero nos llevaría a dar por buenas por un periodo prolongado incidencias aún muy elevadas, probablemente superiores al umbral de 250 por cien mil, presiones asistenciales muy fuertes y un número cuantioso de muertes evitables.

Por tanto, creemos que hay que cambiar de estrategia y plantear una acción enérgica de duración limitada antes de la Navidad que abata drásticamente la cifra de contagios. O, al menos, de permitir que quienes están situación de tener que tomarla puedan hacerlo.

Todo, menos seguir esperando un lento y problemático descenso de las cifras de incidencia probablemente a niveles aún muy elevados que no alejan el riesgo de rebrotes, y que aumentan el número de muertes evitables, pagando al tiempo una importante factura económica y sanitaria, y generando desconcierto y fatiga entre la población y los profesionales. Se trata de una opción sensata que nos ofrece la salud pública y cuyos resultados serían beneficiosos para todos.

Go to Source

By |noviembre 15th, 2020|internet, technology, web|0 Comments

Juan Carlos I en Kazajistán: cacería de cabras salvajes y cinco millones en maletines para "un rey que no tiene nada"

Juan Carlos I en Kazajistán: cacería de cabras salvajes y cinco millones en maletines para

Allí estaba, al pie del avión, disfrutando de la escena. Hacía ya cinco años que era alcalde de Almaty, pero no sabía que a esa región, donde las montañas custodian imponentes la ciudad, acuden cada año cientos de cazadores atraídos por los trofeos locales. Lo descubrió esa tarde, mirando cómo introducían por la puerta trasera del avión español las cabezas con cuernos descomunales de las cabras salvajes que habitan esa zona del continente. Las más preciadas, por su tamaño, de la familia de bóvidos a la que pertenece la cabra montesa española. También vio una decena de ejemplares de aves que no supo identificar. En el Gobierno de Kazajistán el experto en animales y en cómo abatirlos era el presidente, Nursultan Nazarbayev. De hecho, por eso estaba allí ese avión y él, firme, diplomático pero divertido, junto al aparato.

Fue una orden de Nazarbáyev. Su buen amigo el rey de España, Juan Carlos, viajaba a Kazajistán y él, como alcalde de Almaty, debía recibirlo, con todos los honores pero perfil bajo, en el aeropuerto. No se trataba de un viaje oficial, sino de uno privado del monarca. Era octubre de 2002, hacía casi una década que don Juan Carlos y Nazarbáyev se habían conocido, durante la primera visita oficial del presidente kazajo a España en 1994, y ambos habían sintonizado y presumían públicamente de su amistad. Hasta 2007 don Juan Carlos, acompañado entonces de la reina Sofía, no programó su primer viaje oficial al país asiático, pero antes ya había hecho tres privados. Tres viajes de esos que nunca figuraban en la agenda y sobre los que jamás, durante todo su reinado, informó la Casa Real.

“Fueron apenas tres días. Pero Nazarbáyev quería que resultara muy especial. Había invitado al rey a cazar con él y me pidió que yo lo recibiera”, recuerda ahora Victor Khrapunov, a quien este periódico localiza en Ginebra. Fue durante años un hombre fuerte del Gobierno de Nazarbáyev, ministro y gobernador, entre otros cargos, además de alcalde, hasta que empezó a enfrentarse a él por el poder político que acaparaba y se exilió del país. Desde entonces, tanto él como otros opositores mantienen una pugna con el Gobierno kazajo. A Khrapunov se le acusa de corrupción, de haberse enriquecido ilícitamente y haber huido con la fortuna amasada. Khrapunov, como otros antiguos hombres fuertes del régimen y oligarcas hoy exiliados y perseguidos, sostiene que es una persecución política por enfrentarse al todopoderoso Nazarbáyev. El presidente acaparó el poder desde la independencia del país en 1991 hasta que renunció al mismo en marzo del año pasado. Khrapunov vive hoy escondido en Suiza. Allí, a finales del año pasado, la fiscalía helvética desestimó una de las demandas interpuestas por el Gobierno kazajo contra él por lavado de dinero. Khrapunov habla en ruso pero traduce al inglés su hijo, Iliyas.

Tras recibirlo en el aeropuerto, cuenta a este periódico sobre aquel viaje de 2002, llevó al rey Juan Carlos y a su comitiva, formada por cuatro hombres, a recorrer la ciudad. Visitaron el museo nacional, subieron a conocer una famosa pista de patinaje sobre hielo desde la que se divisa toda la ciudad, el monarca español firmó en el libro de visitas y todos se fueron a almorzar. Khrapunov remite a este diario la foto de aquel almuerzo. En ella se ve al rey, con traje y corbata, sentado a la mesa. A su lado, aunque se trataba de un viaje privado, el entonces embajador español en el país, Francisco Pascual de la Parte. Terminada la comida los coches regresaron al aeropuerto. Allí esperaba al rey el avión del presidente para llevarlo hasta la residencia de caza privada de su anfitrión. Khrapunov se despidió de él. No volvería a verlo hasta que, dos días después, regresó al aeropuerto para despedir, igual que le había dado la bienvenida, al rey de España.

“Fue entonces cuando lo vi”, recuerda Khrapunov. “Por la puerta trasera del avión introducían los cuerpos de aquellos animales que habían cazado y por la delantera, al mismo tiempo, subían los guardaespaldas del presidente portando cuatro o cinco maletines negros y bajaban sin ellos”, describe la escena. Minutos después, mientras el avión despegaba, Nazarbáyev, a su lado, que había acudido también a despedir a su amigo español, viéndolo partir, se lo dijo.

-¡Míralo! Es el rey de un país pero no tiene nada… Yo le ayudo como puedo…

Khrapunov, confiesa, no sabía entonces qué cantidad de dinero había en esos maletines. Lo supo tiempo después, hablando con otro hombre del régimen, Rakhat Aliyev. Este le contó que el rey Juan Carlos se había llevado de vuelta cinco millones de dólares en metálico. Aliyev no solo era entonces uno de los hombres más próximos al presidente. También era su yerno. Estaba casado con Dariga Nazarbayeva, su hija mayor. Hasta que en 2007, tras haber sido nombrado embajador en Austria, fue acusado por su propio Gobierno de perseguir a la oposición política y de haber ordenado el asesinato de uno de los opositores. Aliyev falleció en 2015 en una cárcel austriaca a la espera de ser juzgado. Supuestamente, se suicidó, se ahorcó en la celda pocos días antes de que comenzara el juicio. Hasta el final mantuvo que la suya era una persecución política de su antiguo suegro. Incluso hubo, tras su muerte, la sospecha de que podría haber sido asesinado, asfixiado, en la prisión donde estaba, desmentidos por las autoridades austriacas.

Dos años antes de morir, Aliyev publicó un libro, ‘Godfather in law’, un juego de palabras, en inglés, con las palabra padrino, en referencia a la mafia, y suegro, en el que expone su visión del presidente y de su régimen. En uno de los capítulos él también cuenta aquel viaje de don Juan Carlos. “El presidente, impactado de que el rey no fuera un multimillonario, mostró su naturaleza humanista: ‘Le he dado un poco’, dijo”. Además de repetir la misma frase de su todavía suegro a Khrapunov, narra cómo ambos mandatorios compartieron cacería, era temporada alta para la caza del íbice, en las montañas kazajas y después celebraron las piezas cobradas en el banya, la sauna tradicional rusa. “Bebieron whisky escocés y saltaron juntos al río. Chicas de compañía del país esperaban cerca para repartir total relajación”, añade. También desvela cómo el rey aprovechó los descansos entre tiros, copas y vapor para “hacer lobby por los intereses españoles de Repsol y Talgo”. Ambas compañías llevan ya más de dos décadas trabajando en el país asiático, uno de los grandes productores de gas y petróleo y uno de los mejores socios españoles en la región. Los trenes de alta velocidad de Talgo unen Astaná y Almaty desde 2001. Además, se han extendido también allí empresas españolas de otros sectores, como el de la moda, con Inditex o Mango.

“No entiendo por qué le gustaba al rey el presidente de un lejano país asiático, pero entiendo por qué le gustaba el rey a mi suegro: hubiera deseado transformarse en un monarca, libre de restricciones constitucionales”, remata Aliyev, en su libro, la narración del viaje. “Nazarbáyev necesitaba aceptación en la comunidad de líderes y presidentes. Y alguien como Juan Carlos le proporcionaba acceso y notoriedad. Cuando Felipe y Letizia se casaron acudió invitado a la boda. Su foto allí, acompañado por su hija Aliya, se difundió en todos los periódicos de Kazajistán”, recuerda Khrapunov. Un año y medio después de la cacería, Nazarbáyev fue uno de los 15 jefes de Estado que asistieron al enlace entre los príncipes de Asturias. La noche previa a la boda, durante la cena de gala que celebró la Casa Real, el presidente kazajo y su hija compartieron la mesa que presidía don Juan Carlos, junto a Paloma Rocasolano, la madre de doña Letizia, la reina Beatriz o Johannes Rau, el presidente de Alemania, entre otros.

¿Qué sucedió con aquel dinero? ¿Por qué lo aceptó don Juan Carlos? ¿Ese regalo condicionó la invitación a la boda real? Trasladamos estas mismas preguntas a la Casa Real. “La función de la Casa de Su Majestad el Rey, también en nuestro ámbito, está circunscrita a las actividades oficiales estrictamente”, responde el director de comunicación, Jordi Gutiérrez. En Zarzuela siempre se guardó silencio sobre los viajes privados de don Juan Carlos. Se sigue haciendo. Aquel era un viaje privado pero el rey era jefe de Estado e incluso estaba presente el embajador en el país. 

Tampoco el embajador entonces, Pascual de la Parte, hoy cónsul en Múnich, responde a las preguntas de este diario. Su equipo en el consulado contesta por él pero invita a trasladar esas preguntas a la Casa Real. Tampoco hay suerte con Javier Sánchez-Junco, el abogado designado por el rey para representarle en las investigaciones judiciales abiertas en Suiza y España que han puesto en entredicho a don Juan Carlos. El abogado responde amablemente diciendo que desconoce los hechos y que no puede hacer ningún comentario.

La buena relación personal de don Juan Carlos con Nazarbáyev, hoy retirado de la presidencia del país pero convertido en un líder omnipresente y en una figura de culto, y cuyo portavoz oficial no ha respondido a los mensajes enviados por este periódico, propició durante años, “numerosos contactos entre autoridades de los dos países”, como ensalzaba el Gobierno de Rajoy, en 2013, durante la última visita del dirigente kazajo a España. Pero los viajes privados de don Juan Carlos forman parte de esa zona de sombras de su reinado hoy iluminada abruptamente. Decenas de ellos, durante décadas, de los que nunca informó la Casa Real y de los que continúa sin hacerlo. Como esa cacería de Kazajistán. O la que meses después haría en Rumania, con polémica incluida porque el monarca habría abatido a nueve osos, incluida una osa gestante, o en España, en la finca La Garganta, en 2004, donde conoció a Corinna Sayn-Wittgenstein. Viajes que quedaron súbitamente expuestos con otra cacería, la de Botsuana, en 2012, cuando, en plena crisis económica, el rey desapareció para irse a cazar un elefante al país africano y solo se descubrió por su accidente. La cacería que abrió una fisura en palacio que acabó por convertirse en la mayor crisis de la Corona española.

Go to Source

By |noviembre 10th, 2020|internet, technology, web|0 Comments