La cruda realidad entre ser veinteañero o treintañero, en simpáticas viñetas
Llegados a la treintena…pasada la treintena, es muy habitual en las reuniones que tenemos con los amigos echar mano de la nostalgia y el buen humor y hablar de las batallitas de nuestros veinte años, esa época en la que descubríamos casi todo, empezábamos a crecer como personas y la madurez todavía no había apagado nuestra mágica perspectiva de la vida.

Go to Source