Red Telefónica del Siglo XIX
Una red telefónica del siglo XIX cubrió Estocolmo de miles de líneas telefónicas. En el siglo XIX, poco después de la patente del teléfono, la carrera por conectar a todo el mundo a la red telefónica, comenzó. Sin embargo, debido a las limitaciones técnicas de las primeras líneas telefónicas, cada teléfono requería su propia línea física tendida desde cada casa o negocio a una centralita telefónica, donde la llamada era conectada de forma manual por una operadora. El resultado un tanto quijotesco para gestionar tantas líneas individuales fue la construcción de elaboradas y antiestéticas torres, a las que llegaban cientos o miles de líneas telefónicas por los aires. En Estocolmo, Suecia, la central telefónica fue la Telefontornet, una torre gigante diseñada alrededor de 1890 que conectaba unas 5.000 líneas que se extendían en todas direcciones a través de la ciudad. Con sólo mirar estas históricas fotos, es fácil reconocer lo absurdo y peligroso de todo ese esfuerzo, sobre todo durante los meses de invierno. Todo lo que podía salir mal salió mal. Debido a los fuertes vientos, las tormentas de hielo y los incendios, la red era extremadamente vulnerable. Por suerte, las redes de telefonía evolucionaron tan rápidamente, que para 1913 la Telefontornet estaba completamente desmantelada, gracias a la nueva tecnología mucho más simple. El armazón de la torre permaneció como un punto de referencia hasta que también se incendió en 1953 y fue derribada. A 19th Century Telephone Network Covered Stockholm in Thousands of Phone Lines In the late 19th century, shortly after the patent of the telephone, the race was on to connect everyone to the phone grid. However, due to technical limitations of the earliest phone lines, every telephone required its own physical line strung between a house or business to a phone exchange where the call was manually connected by a live operator. The somewhat quixotic result of so many individual lines was the construction of elaborate and unsightly towers that carried hundreds to thousands of phone lines through the air. In Stockholm, Sweden, the central telephone exchange was the Telefontornet, a giant tower designed around 1890 that connected some 5,000 lines which sprawled in every direction across the city. Just by looking at historical photos it’s easy to recognize the absurdity and danger of the whole endeavor, especially during the winter months. Everything that could possibly go wrong did. From high winds to ice storms and fires, the network was extremely vulnerable to the elements. Luckily, phone networks evolved so rapidly that by 1913 the Telefontornet was completely decommissioned in favor of much simpler technology. The remaining shell stood as a landmark until it too caught fire in 1953 and was torn down.

Go to Source