Cargando Eventos

El bicho toma como punto de partida la obra La chinche del poeta futurista soviético Vladimir Mayakovsky. El argumento de La chinche era ya popular en la furiosa moda por la ciencia ficción de la época y múltiples obras de ficción han seguido este argumento hasta nuestros días: un visitante del pasado llega a un futuro que es nuestro presente. En la obra de Mayakovsky, un (dudoso) revolucionario soviético es congelado por accidente en 1929 junto a un insecto que lo parasita y ambos son descongelados y devueltos a la vida cincuenta años más tarde, en 1979.

Consideramos la obra que Mayakovsky escribió meses antes de suicidarse como una obra-conflicto. Es una comedia satírica escrita por un gran poeta, desilusionado y desgarrado interiormente; pero tiene su origen en una cultura europea colonialista, imperialista y violenta. Todo discurso que proceda de esta cultura es, incluso a su pesar, una manifestación de superioridad. Nuestra conciencia de este conflicto se ha desarrollado a partir del estudio del texto, y al texto volvemos. Quizás para abandonarlo.

Imaginamos un autor colectivo que analiza cuestiones como: ¿Qué acontece en 50 años? ¿Quién evalúa y valora la importancia de los innumerables acontecimientos? ¿Cómo se cuentan estos acontecimientos, con qué palabras? ¿Quién escribe y quién lee? ¿Quién habla y quién escucha? Imaginemos que la historia se repite cíclica. En este eterno retorno hay una falla recurrente, un parásito, un insecto, algo que impide que la repetición fluya sin víctimas. En resumidas cuentas, lo que queremos es analizar nuestro presente en términos de repetición, melancolía, y acción. Este autor colectivo imaginado va más allá de los que hemos sido aquí acreditados como autores. Para la «captura del bicho» es necesario romper toda jerarquía entre quién habla y quién escucha, quién escribe y quién lee, quién actúa y quién es espectador.

Título

Ir a Arriba