Los hermosos días de Aranjuez; ¿se han acabado realmente? – En esta nueva edición del Café Literario, el Goethe-Institut presenta de la mano de Galanthys Teatro esta obra de Peter Handke: Los hermosos días de Aranjuez.
 

EQUIPO ARTÍSTICO

Dirección: Joaquín Candeias
Escenografía: María Florez
Traducción: Miguel Sáenz
Sonido: Eloy Ramos
Reparto: Ana Caleya y Dani Moreno

La sabiduría de Peter Handke sobre el amor y la vida ya fue puesta en escena con éxito por Luc Bondy (Akademietheater) en la Wiener Festwochen en mayo de 2012.
En el ciclo camino’escena, el Goethe-Institut Madrid cuenta desde 2013 con obras de teatro alemanas actuales traducidas por dramaturgos de habla alemana seleccionados. Los hermosos días de Aranjuez fue la primera traducción de esta serie en su momento. Declaraciones como “Si uno no hubiera perdido toda esperanza mucho antes, ahora estaría tan claro como el día para todos: los hombres y las mujeres simplemente no van juntos…” o … “días tranquilos en el hermoso cliché…” confirmaron esta decisión. Tanto la representación como el texto han sido laureadas en la prensa especializada.
Para la traducción tenemos el honor de contar con Miguel Sáenz. La selección del equipo artístico corre a cargo de Galanthys Teatro.

¡Esperamos que disfruten de la lectura con nosotros!

LA OBRA

Y otra vez el verano: Un hermoso día de verano. Bajo la superficie de este momento idílico, una profundidad verdadera y solemne se esconde. Una mujer y un hombre; sentados el uno frente al otro en silencio. Necesitan el silencio para integrarse con los elementos de la naturaleza. Este silencio les conecta con el tiempo, que es libre y una de las claves de la obra. Perder el tiempo o ganarlo: El tiempo de la escena se entrelaza con el tiempo histórico (Schiller sitúa su Don Carlo Aranjuez). Un jardín, una terraza, invisibles pero susurrantes árboles. La suave brisa de verano rítmicamente fuerza el ritmo de la escena. Cronología y meteorología, memoria y sensaciones, son pulsaciones que lentamente se funden juntas en un mismo latido, al unísono, hasta que al final se dicen las últimas palabras antes de caer en el oscuro. ”
¿Son dos niños? ¿Son una pareja sin edad? ¿Provienen de la obra de Don Carlo de Schiller? ¿Tienen o no pueden hablar de otra cosa que no sea el amor? Están bajo un hechizo? ¿Qué hechizo? El desasosiego que sienten amenaza las reglas del juego. “Quien sabe lo que se esconde en las profundidades del tiempo…”
Go to Source